T

T

sábado, 20 de septiembre de 2014

A la luz de la vela

Una vela arde en el centro de la mesa. Una sola y pobre vela. La lumbre apenas concede luz a un círculo muy pequeño: la fuente con la cena, los platos y un poco más, no mucho. El padre, la madre y tres hijos comen Kleis. Beben leche. Son una familia. No faltan el pan casero elaborado por mamá ni el rezo de papá agradeciendo a Dios el alimento recibido para completar el cuadro.
Una vela es todo lo que hay para iluminar el hogar de esta humilde pero dichosa familia alemana del Volga. Una vela y mucho amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario