T

T

miércoles, 31 de octubre de 2012

TE AMO


 Autora: Angie Schmidt
Amo ya ese velo gris que despide
tu figura antes mis ojos.
Esa idea de nieblas y de fríos
que provocan y llaman a abrazarse.
Amo ya ese contacto breve y casi nulo
donde las palabras se resumen a unas pocas;
pocas palabras que no hablan de ausencia de sentires,
sino todo lo contrario: no hay palabras
que indiquen, que demuestren
ese amor que ya late dentro nuestro.

Amo ese camino impenetrable,
que está aquí, aquí, delante mío.
Siento esa fuerza nítida e importante
que me busca, que me llama, que me atrapa;
que provoca en mí, ese deseo 
de perderme en ese camino que me espera…

Logré pasar ese muro, tan alto, tan oscuro,
sabiendo de encontrarte más adentro,
sabiendo de encontrar esa caldera
repleta de calor y sentimiento.
Deseoso de quedarme en tus sentires,
deseosa de amarte cómo quieres…

Amo ya esta mezcla
de respeto, calor, necesidad y angustia
por vivir una vida merecida…
Una vida que quiero ya vivirla
a tu lado, a tu lado y para siempre.

Entrégame, amor, todo lo tuyo
hazme poseedora infinita de tu alma,
que ya mi camino marcha a la par tuya
y no quiere detenerse por palabras.

Hombre que habla de su esencia, 
hombre que habla de su alma…
hombre que casi juega a esconderse
hombre, que solamente yo, puedo encontrarte… te amo…

El inmigrante huérfano de amor


Fue un instante fugaz, un recuerdo tenue, casi imperceptible, como una fotografía amarilla deshaciéndose en la nada de la eternidad. Caminábamos tomados de la mano, mientras una lluvia fina pero persistente, mojaba tu rostro… De pronto nos detuvimos en la inmensidad de la estepa, allá en el Volga, y te besé. Apasionadamente. Como el día en que te conocí. Como el día en que te dejé… Y desperté en tus brazos hechos de remembranzas, melancolía, llanto, memoria, dolor… y no estabas durmiendo a mi lado sino que, seguramente, estabas allá lejos, en la aldea, allende el Volga, extrañándome, esperando mi regreso, esperando que te busque para traerte conmigo, aquí, a las colonias, aquí a esta nueva patria.
Resbalan las lágrimas y los anhelos se ahogan entre los muros de las manos vacías de un inmigrante que en dos años no logró nada. Solamente fue fracaso tras fracaso. Un inmigrante que tiene las manos aún más vacías que el día en que llegó a la Argentina… Y en esta cama huérfana no está tu mano ni la mía, no encuentro tu abrazo, ni encuentro la esperanza de un futuro juntos.
Nos separan la vida, nos separa la distancia, nos separa el océano, nos separa la incomprensión de los hombres que no comparten su propia dicha para que otros puedan construir su propio proyecto… Y sé que nunca te volveré a ver. Y en esta cama huérfana cada día te digo años extrañándote más y más y más te deseo y más te amo. Y más sé que nunca nos volveremos a ver porque jamás lograré reunir el dinero que necesito para traer aquí, a las colonias, aquí, a la Argentina.
Sé que tú morirás allá, esperándome. Y yo moriré aquí, trabajando para reunir lo suficiente para que vengas a casarte conmigo y formar la familia que tanto soñamos allá en la aldea del Volga, cuando te hablaba de América, de un mundo nuevo, de futuro mejor, juntos, con hijos, con un mañana unidos para siempre.

Teatro en alemán en Pueblo Santa María. La función será el domingo



 Nuevamente se presenta la obra “Tartufo”, versión libre en alemán. Dirige el Profesor Oscar Rekovski. Este domingo desde la hora 20:30.


Este domingo 4 de noviembre a la hora 20:30, y a pedido del público, volverá a presentarse la obra de teatro “Tartufo” en el Espacio Teatral Club El Progreso de Pueblo Santa María, versión en alemán antiguo con una adaptación libre del Profesor Oscar Rekovski.
Además ya se anuncia una próxima función que subirá a escena el sábado 24 de noviembre también a las 20:30 hs. 
Por una cuestión de organización y espacio físico se ponen a la venta 200 entradas, aunque en la primera presentación ese numero fue superado ampliamente, por tal motivo se venden las localidades con anticipación ante los integrantes del elenco, en el Club, en Drugstore Gastón de Gastón Bohn, en Peluquería Alicia de Alicia Schneider, en Coronel Suárez en Peluquería de Graciela Schneider o a los celulares 15 403604 y 15 402202. 
En la primera función hubo mucha gente de pie e inclusive otros fueron a sus viviendas a traer su silla para ver esta apuesta importante del Grupo de Teatro “Thi Tritkonire”, hablada en alemán con los vulgarismos normales de una familia tradicional.
En la primera presentación, al finalizar la obra, la gente de pie aplaudía a los actores por el momento agradable de recuerdos cotidianos que ya van desapareciendo.
Este grupo está integrado por Lorena Bohn, Juana Schneider, Melisa Streitemberger, Juany Geringer, Alicia Schneider, Graciela Schneider, Rubén Rowhein, Atilio Grenz, Héctor Sauer, Iván Weisbeck, Claudio Graff, Abel Schneider y Luís Rowhein.
El maquillaje de los actores a cargo de Maria Villanueva e Ivana Pousa, el diseño grafico a cargo de Agustín Sieben y la escenografia de Goyo Streitemberger y la Dirección de Oscar Rekovski.
El grupo intenta con esta puesta el rescate de un sonido muy entrañable: la musicalidad de las palabras que resonaban en los hogares, en las calles, en los trabajos, en los lugares de encuentro.
Existen aun pequeños refugios, cada vez menos, donde estos sonidos se pueden escuchar.
“La única manera de apoderarse de un sonido es reproduciéndolo”.
Fue entonces, a través del arte escénico, que se encontró esta forma de guardar, atesorar, restaurar, las voces de nuestra gente.
Esta obra es el reconocimiento del grupo de teatro “Thi Tritkonire” en memoria de Doña Jacoba Schonfeld de Meier, por su aporte al teatro en Pueblo Santa Maria.
Una obra recomendable para pasar un lindo momento de muy buen teatro.
Este domingo en el Espacio de Teatro del Club El Progreso del Pueblo Santa Maria desde la hora 20:30.

lunes, 29 de octubre de 2012

Trágica historia de amor que la memoria colectiva no olvida


Junto a la ventana, mirando de vez en cuando hacia la calle desierta a la hora del crepúsculo, una muchacha borda dos iniciales sobre un pañuelo. Está inmersa en su labor sin prestarle atención al rumor de ruidos que genera su madre tras de sí, frente a la cocina a leña. Nada podría perturbar el estado de embeleso en que se halla. Vive en un universo de ensueño.
Y mientras borda espera.
Presa de un súbito apuro, corta el hilo con que el que bordó las dos iniciales y guarda aguja y carretel dentro del neceser. Satisfecha con su tarea, sonríe plácidamente. Intuye, sin mirar el reloj de pared, que la hora en que llegará la anhelada visita se acerca.
Sin embargo, los minutos transcurren, se transforman en una hora, luego en hora y media. El día termina de desfallecer con el sol que agoniza en el horizonte. Los tonos claroscuros del atardecer destacan todavía más el desencanto que comienza a dibujarse en el rostro.
La madre se percata del sufrimiento que padece su hija, se acerca y le aconseja que ya es conveniente que se retire de la ventana, que es tarde, que no vendrá. Él no vendrá. Tal vez tuvo un contratiempo, tal vez... Pero él dio su palabra, argumenta la joven. La madre no dice nada. Cómo decirle nada a una joven enamorada que esperó en vano el arribo de su amado.
Cabizbaja y desolada, se recluye en su cuarto. Hoy iba a ser la primera cita formal. Hoy iba a presentarlo a sus padres... Aunque todos intuían que estaban enamorados, aún no habían oficializado el romance.
En el cuarto la joven llora en silencio mojando con sus lágrimas el pañuelo que con tanta ternura e ilusión había bordado para él. Algo en su interior le dice que no vendrá nunca.
Los días pasan sin tener novedades. A las tres semanas, le llegan noticias que la hunden definitivamente en la depresión: el joven con el que soñaba, anuncia su compromiso y su próxima boda con otra mujer.
Todo pierde sentido. El mundo cotidiano se toma trivial y vacío. Con los días, se vuelve más y más sobre sí misma.
Decepcionada de la vida, toma la decisión más trascendente de su existencia y la que modificará para siempre su destino: ingresará a la Congregación de las Hermanas Siervas Misioneras del Espíritu Santo, va a ser monja. Dedicará su vida a Dios como docente. Con el tiempo será una buena religiosa y una excelente maestra pero nunca conseguirá desterrar completamente el recuerdo de aquella espera ni la imagen del hombre que amó.
Tampoco nadie en la colonia olvidará la triste historia de la muchacha que esperó en vano el arribo del joven que amando a otra la sedujo para demostrarle a sus amigos que tenía cancha con las mujeres y que ninguna podía resistírsele. Setenta anos después, los ancianos todavía murmuran su nombre cuando relatan anécdotas de amores imposibles.

Brillante fiesta por los 125 años de la Escuela Nº 5 de Pueblo Santa Trinidad

 Postales de una noche plena de recuerdos. Imágenes demostrativas del reencuentro entre ex alumnos y ex docentes. Calidez y esmero puestos de manifiesto en la organización del evento. Una hermosa torta presidio la celebración. El renovado Grupo Energía animo el gran baile.

La fiesta organizada para celebrar los 125 años de la Escuela Nº 5 del Pueblo Santa Trinidad, represento además la gran posibilidad del reencuentro y en ese marco, docentes y ex alumnos que han pasado por sus aulas tuvieron la oportunidad de revivir emociones, gratas anécdotas y valorar fundamentalmente los años compartidos en épocas sencillas pero con gran afecto, dedicación y sacrificios, tiempos de inundaciones, sin gas y a veces con innumerables carencias que se suplían por los esfuerzos personales.
Ha sido seguramente merito también del cuerpo directivo, docentes, cooperadores y ex alumnos que mucho trabajaron para la organización del evento, por lo cual rescatamos estas postales donde aparecen figuras de la docencia que han conservado a pesar del paso del tiempo, la pertenencia a la Escuela que siempre ha tenido un lugar preponderante en el quehacer general de la comunidad representado por grandes directoras que han dejado un sello personal en su historia que ahora para este acontecimiento quedan en evidencia en las fotografías, los recuerdos y la demostración de todo lo que ha representado para Santa Trinidad el establecimiento primario, factor preponderante a la hora de educar y formar hombres y mujeres para la vida.
La fiesta del sábado dejo en evidencia esos entretelones, revivir momentos felices, compartir la ceremonia tradicional de la torta, con su velas y en torno de ella, reunir a caras conocidas que si bien alguna de ellas, no viven en la comunidad, mantienen y conservan sus lazos afectivos, siempre a partir de la Escuela.
Como saldo queda una hermosa reunión social que contó con la presencia de autoridades Municipales y un salón colmado de público que no quiso estar ausente del acontecimiento que demando varios meses de organización y su consecuencia esta a la vista con este muestrario de imágenes, postales de la gran cena del reencuentro de la Escuela Nº 5.
Hasta la madrugada el Grupo Energía, convoco al baile, amenizando la velada con todos los ritmos populares, por lo cual rápidamente la pista se colmaba de parejas con el mayor espíritu festivo que el acontecimiento se merecía.

Soy tu ángel salvador


Autora: Mónica Lambrecht
Soy tu ángel, el que te ilumina;
soy el que te da ánimo;
el que te acompaña
en todo lo que emprendes.
Soy el ángel de la vida cotidiana,
el sincero, el que siempre está:
te enojas, te deprimes, te enfermas;
te escondes, desapareces...
y siempre estoy!

Soy tu ángel, el que está junto a ti,
en las buenas y en las malas.
Soy quien piensa y desea
que estés contento,
que trates de ser feliz.

Soy tu ángel salvador;
pero no el ángel a quien puedas amar,
porque no tengo cuerpo:
estoy sólo para cuidarte;
no para amarte.
Te puedo querer y abrasar;
pero jamás amar.

Soy tu ángel Salvador:
el que murió de amor
y volvió sólo para cuidarte...
porque te encontró vulnerable.
Quizás pueda salvar tu corazón...
ya que el mío se rompió y murió.

Soy tu ángel salvador, sólo tu ángel...

sábado, 27 de octubre de 2012

Conmemoró sus 125 años la Escuela Nº 4 de Pueblo Santa María


El museo de la escuela refleja el paso de los años. Proyectos áulicos y diversidad de muestras que se asociaron al acontecimiento. Cálidos reencuentros.

Después del oficio religioso que presidió el Padre Antonio Vedellini en la Parroquia Natividad de Maria Santísima en acción de gracias, el público se fue acercando y tomó ubicación en la sede de la Escuela Nº 4, mientras eran invitados a apreciar la muestra de trabajos que llevaron a cabo los alumnos y las fotografías que se vinculan con la historia de la comunidad.
Desde la biblioteca se presentaron trabajados en artes plásticas con personajes de historias y cuentos leídos; el museo de la escuela en un rincón, donde se exponen elementos del ayer pertenecientes al Pueblo Santa Maria y al establecimiento. Se pudo disfrutar además de una galería de fotos y distintos proyectos áulicos llevados a cabo a lo largo de todo el año, más el rincón de ajedrez con fotografías y trofeos.
La Escuela Nº 4 lució sus mejores galas, se vistió de recuerdos, fueron emotivos los discursos como así también volver a ver las caras de aquellas figuras que durante tantos años transitaron sus aulas, como Clara Schneider, Nélida Meier de Valea, Margarita Bockenheim, Alice Yoldi, Nora Otamendi, Adriana Allerbon, Adriana Duval y Adriana Cabrera, para quienes se habían preparado presentes recordatorios.
Fueron también mencionados los ex Presidentes de la Asociación Cooperadora: Luís Graff, Juan Streitenberger, Jacobo Weisbeck, Eustaquio Hernández, Nicolás Roht, Adam Urban, Raúl Ferreyra, Fernanda Schenfelt, Fernanda Ferreyra, Silvana Rowhein; un gran colaborador, Jorge Maier; recordándose especialmente a quienes ya no están, como es el caso de Oscar Kippes, Juan Evaristo Krieger y Pedro Andes, quienes permanecen en el recuerdo de todos.
Posteriormente los docentes y no docentes de la Escuela entregaron una placa a la dirección del establecimiento, la cual expresa: “Escuela Primaria Nº 4 Granaderos de San Martín en sus 125 años: La educación es la herramienta más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, Directora Lidia Morales, Personal docente: Aloi, Estela; Delgado, Marisol; Denk, Máximo; De Souza Andrés; Guevara Carolina; Kronemberger, Maria Laura; Lacasta Estela; Maizcurrena, Sandra; Napal, Maria Isabel; Nebbia, Candela; Oroquieta Silvia; Pallela Marta; Riel Carolina; Schwab Maria Laura; Vilaseca, Rosana; Personal Auxiliar: Chapur, Verónica; Meier, Olga; Mellinger, Patricia; Sauer, Héctor; y Urban Daniela.
La entrega estuvo a cargo de Laura Schwab y Héctor Sauer.
La Asociación Cooperadora entregó también una significativa placa y las emociones se fueron reiterando teniendo en cuenta que hubo un recordatorio para la ex Directora Nélida Maier de Valea, recibiendo su nieto Leandro y también fue recordada la primera portera de la institución: Francisca Javiera Loyola de Araneda, siendo la actual auxiliar, Olga Meier, la encargada deentregar ese presente.
Para Doña Perpetua de Streitenberger, la querida Catequista, también la comunidad educativa le entregó un recordatorio.
Día de fuertes emociones, la comunidad educativa de la Escuela Primaria Nº 4 del Pueblo Santa María celebró sus 125 años y para ello el cuerpo directivo, docentes, auxiliares y Cooperadores pusieron de manifiesto su inmenso sentido de pertenencia para el éxito del festejo.

viernes, 26 de octubre de 2012

DEVUELVEME MI IMAGEN, CORAZÓN

Autora: Angie Schmidt
Mírame sin tapujos, sin dulzura;
dime lo que ves: sinceramente,
no calles la verdad por no herirme,
no calles la verdad, dila, aunque me duela.
Dime, espejo, qué ves cuando me miras,
dime qué ves, cuando yo hablo…
¿es acaso lo contrario a lo que pienso?
Corazón:
¿es acaso lo contrario a lo que siento?
¡Dime espejo qué refleja mi alma al mirarte!
Contesta por qué la soledad me acompaña,
¡por qué mi corazón sigue tan solo,
sácame estas dudas de mi alma!
mitiga este dolor que va creciendo,
disminuye este vacío acrecentado
que aumenta día a día lentamente.
Dime corazón, ¿qué es lo que pasa?
¡Si iluminas con tu bondad cada mañana,
riegas de energía lo que tocas,
y bendices las palabras con tu risa!
Dime espejo… ¿qué ves cuando me miras?
¡Qué ves en mi corazón… y lo callas!
No caigas en el silencio nuevamente,
dime la verdad, aunque me duela.
¿¡Dime corazón por qué estás solo,
si anhelas viajar en compañía todo el tiempo!?
Dime corazón… ¿qué es lo que te pasa?

jueves, 25 de octubre de 2012

Queda un mes para la Mega Fiesta de las 10.000 personas


Ya se vendieron más de 6.500 tarjetas. Terreno nivelado en el Pueblo San José para instalar la gran carpa. Se aproxima el 25 de noviembre.  Adriana Duval brinda precisiones.

Se han vendido ya más de 6.500 tarjetas para la Fiesta de los 10.000 que una Comisión integrada por los tres Clubes de los Pueblos Alemanes, el Rotary Club, el Club Germano y la Asociación Descendientes de Alemanes del Volga están preparando desde hace varios meses.
Consultada Adriana Duval, integrante de la Comisión, destacó que “nos queda un mes para este evento que hemos estado preparando con mucho entusiasmo y que ha generado grandes expectativas en los Pueblos Alemanes y en la ciudad, pero también fuera de Coronel Suárez”.
“A través de las redes sociales estamos recibiendo solicitudes en forma permanente de tarjetas desde diferentes lugares del país de gente que quiere venir a participar, porque entiende que éste es un acontecimiento único, irrepetible, que no hay que perderse”.
Informó Adriana Duval que el primer fin de semana de noviembre estará participando en la Feria de Turismo que organiza la Provincia de Buenos Aires en Palermo, en el stand que tiene la Municipalidad, como una forma de promoción de la propuesta que marcará un hito en la historia de los Pueblos Alemanes por la grandiosidad que implica reunir hasta 10.000 personas bajo una carpa, disfrutando de la comida típica de asado al horno y con toda una tarde de música y bailes alemanes.
Explicó que “la Delegación Municipal de San José ya ha nivelado el terreno a todo lo largo del predio, ya ha abierto también la calle de circulación a la vera de la cual se ubicarán los artesanos de los Pueblos Alemanes, Coronel Suárez y de otros lugares que estarán presentes en la ocasión, constituyendo un paseo especial en el marco de esta propuesta”.
Y a partir de ahora comienza una cuenta regresiva en la organización con los últimos detalles y reuniones, que ahora se tornan cada vez más seguidas, para que todo esté listo para el acontecimiento especial que habrá de vivirse el 25 de noviembre.

POESIA DEDICADA A LAS MADRES ESPECIALES

Madre hermosa
Autora: Graciela  Schmidt  Robilotta
Cántale madre hermosa
mientras el vuela con la mariposa,
cántale madre hermosa
mientras el reposa,
cántale canciones de cuna
a la luz de la luna……

Mira a tu hijito jugando,
su mundo dentro de mil mundos.
Mira madre tu corazón latiendo
dentro de su pecho hirviendo.
Tómalo muy fuerte un segundo,
recuerda que el te moldeo en su mundo.
Madre, tómalo muy fuerte
para que aun dormido pueda verte.

Cántale madre hermosa
mientras vuela con la mariposa,
cántale madre hermosa
mientras el reposa,
Cántale canciones de cuna
a la luz de la luna

Cántale madre hermosa,
y escucha a tu niñito
con la mano apretadita
lo oyes??.
Mientras lo miras en plena calma,
ya puedes leer en su alma:
“es el eslabón divino, parte del plan de dios,
este, tu niño divino”.
Cántale madre hermosa,
El te enseñara muchas cosas….
Cántale madre hermosa
hasta que sus ojitos descansen,
y, con todo hecho
escucharas la palabra” derecho”…

Cántale madre hermosa
mientras el vuela con la mariposa,
cántale madre hermosa
mientras el reposa,
cántale canciones de cuna
a la luz de la luna…….

En la esperanza está la enseñanza….
Lo oyes???
Esta diciendo:
“de ti naciendo,
mi derecho a estar en este mundo se esta cumpliendo”.
Cántale madre hermosa
El te considera su “diosa”.

martes, 23 de octubre de 2012

La música tradicional de los alemanes del Volga


 “Aún recuerdo la voz de mamá y papá cantando canciones en alemán, con los ojos llorosos de tristeza. También recuerdo las misas en la que se cantaba el Grosser Gott y los entierros en el que se entonaba el desgarrador Schicksal. Los bailes en los hogares, las reuniones familiares... el sonido melodioso de la verdulera y el acordeón. Me acuerdo de todo ello y una lágrima resbala de mi mejilla mientras mis labios comienzan a cantar ‘Wen ich komm... Wen ich komm…’”, cuenta un abuelo alemán del Volga a Periódico Cultural Hilando recuerdos.

La música fue la luz del alma de los inmigrantes alemanes del Volga; con ella iluminaron las oscuras noches de insomnio aguardando que naciera el sol de un mañana mejor; alabaron al Señor con himnos milenarios; cantaron al momento de nacer sus hijos, de bautizarlos, de impartirles la Primera Comunión, de confirmarlos en la fe, de casarlos... y también cantaron llorando, tristes himnos de adiós al sepultar a sus muertos.
Cantaron  en casamientos, en reuniones de amigos y cientos de fiestas más. La música los acompañó en el trabajo. Glorificaron a Dios y a la nueva patria con letras de gratitud. Cantando oficiaron misas en acción de gracias.
Sus voces, sus melodías, sus canciones y sus sentimientos, sobreviven en el tiempo y al olvido. Versos y música rememoran el desgarrador exilio de Alemania, la forzada despedida de la aldea volguense; el difícil afincamiento en la República Argentina; y la miseria y sufrimiento de mil infortunios, guerras, hambrunas, epidemias y esperanzas inciertas esperando, siempre esperando el mañana mejor.
Un mañana mejor que hallaron aquí en la Argentina, en esta tierra bendita que los recibió con los brazos abiertos, donde fundaron aldeas, colonias y pueblos; donde volvieron a cantar con alegría y donde volvieron a resurgir los clásicos instrumentos y las voces melodiosas de los descendientes de los inmigrantes del mítico y lejano Volga. Y volvieron a cantar en coro las nostálgicas y románticas canciones de amor, de dolor, de angustia, de fe en Dios... pero esta vez también cantaron de felicidad, una felicidad plena y total.


domingo, 21 de octubre de 2012

Por ti, madre….

Por Angie Schmidt
 Yo también podría escribir en este día los versos más tristes, pero no, no me enseñaste eso. Me enseñaste a perdonar, a sonreír, a dar, a caminar siempre. Me enseñaste a situar las energías en los afectos, a ser guía, a guiar.
Reconozco que me enseñaste mucho pero aún no todo lo he aprendido.
Todos estos años volé de tu mano, mientras tú, te tomabas el tiempo necesario para que yo me preparara lentamente, paso a paso, sin apuro. La soledad te acompañó en tu trabajo, sin embargo, con tu entereza y tu templanza aceptaste ese desafío y lo cumpliste, madre, porque hoy es mi primer vuelo sin ti y puedo ¿sabes? Puedo, porque me brindaste todo lo necesario para eso; y vuelo tan, tan segura, tan firme, tan alegre, con tanta paz, sintiéndome feliz porque nos brindamos todo, nos disfrutamos, nos apoyamos una en la otra en este largo vuelo que hicimos.
Te amo, madre, y te elegiría una y mil veces más, eternamente.
Corazoncito bueno, estarás dentro mío, sin flaquezas, sin desganos, sin rencores.

¡Un abrazo, mamá!

Por Mariana Raquel Baliño

Y ahora debo decirlo, ahora es el momento. Y entonces... ¿Cómo hacer que mis palabras resbalen como una caricia por los senderos de tu corazón y se internen en él para siempre, querida mamá? Porque cuando vos tenías mi edad, llenabas un cuaderno con frases y las leías y te emocionabas y las usabas en las cartas que escribías.
Y no sé si escribirte encabezando con una de mis frases sencillas y sin autor o atando cabitos de conversaciones pasadas, conversaciones compinches entre nosotras o lanzándome a este amor que nos unió siempre.
No sé qué hacer, mamá.
Tal vez comience diciendo que tu alma hermosa se vuelve  pájaro que tantas veces picotea en los profundos surcos  de mi silencio y continúe con una enseñanza y te diga, así, que aprendí a reírme sola mientras voy caminando por la calle y que
no es necesario una compañía porque siempre creí que mi risa, sin compañía, era una piedra lanzada al rostro de quien me veía reírme.
Y hoy, los hermosos recuerdos, me encuentran, de pronto y sin aviso, con una risa suelta, como una desafinada nota de cristal en el aire. Y no es fácil escribir tantos sentimientos y siento que pueden ser terriblemente complicadas las cosas que parecen simples. Pero un abrazo muy fuerte en tu día resumiría todo. Un abrazo donde apretemos, entre las dos, a los más maravilloso recuerdos y no los dejamos escapar. Y que para las dos, el haber buscado tanto, el haber mirado la vida, el haber aprendido tanto, el saber que tus lágrimas no evitarán las mías, que tu dolor no será barrera para los dolores que me aguardan... sólo un abrazo, mamá... y será todo! Y será toda mi alma resumida en ese gesto total.

sábado, 20 de octubre de 2012

¡Mamá!


Dame tu risa,
campanadas de cristal,
en una aurora
de tiernas caricias

que nazcan de tus manos,
aves al vuelo,
en este atardecer
de nostalgia.

Que no sepa el tiempo
que te has marchado,
siguiendo los pasos
de Dios Nuestro Señor.

Quédate un rato conmigo, mamá,
arrúllame en tu regazo,
regálame una canción,
como cuando era niño.

Que nadie sepa
que eres solamente un recuerdo,
tenue, fugaz, doloroso,
que al abrir los ojos volverá a desaparecer.

viernes, 19 de octubre de 2012

Homenaje a los alemanes del Volga

Gentileza de Teresa Masson
El Concejo Deliberante,  junto a la  coordinación del Instituto Cultural, homenajeará a la comunidad de Alemanes del Volga, con motivo del 125° aniversario de su llegada al distrito, con una interesante escultura realizada por el escultor suarense Leo Vicente.
El tema abordado en la obra son los ciclos naturales que generan vida en el planeta y determinan tiempos de siembra y cosecha.
Lo sorprendente de la obra es que una parte de la escultura, captará los rayos solares, para proyectar un haz de luz sobre el lugar donde se realizó el primer acampe de la colectividad alemana.
La escultura se inaugurará a fines de noviembre y estará emplazada en terrenos del ferrocarril junto a la plaqueta que marca el primer acampe.

Schlaflieder (Canciones de cuna de nuestros abuelos)

Schlaf, Kindlein, schalf!
Der Vater hüt die Schlaf.
Die Mutter hüt die Lämmerlein
und bringt ein Sack voll Blämerlein.

Schlaf, Kindlein, schalf!
Der Vater hüt die Schaf.
Die Mutter hüt eine rote Kuh.
Kindlein, mach die Aeuglein zu!


Schlaf, Kindlein, schlaf!
Der Vater hüt die Schaf.
Kommt ein weisses, will dich beissen;
kommt ein schwarzes, will dich kratzen;
und das gele will dich quälle,
und das rote will dich brote.

-----------------------------------------------------

Duerme, niño, duerme!
Papá protege las ovejas.
Mamá protege los corderitos
y trae un saco lleno de florcitas.

Duerme, niño, duerme!
Papá protege las ovejas.
Mamá protege una vaca roja.
Niño, cierra los ojitos!

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Duerme, niño, duerme!
Papá protege las ovejas.
Viene una blanca, quiere morderte;
viene una negra, quiere rascarte;
y la amarilla te quiere atormentar
y la roja te quiere hornear.

Dia de la Madre


Por Horacio A. Walter

Me pregunto si Katerina Haas pensó en si fue una buena madre como para que sus descendientes pensaran en el día de la Madre. No tengo respuestas. Sólo sé que mi personaje de "Los Senderos del Wolga" acompañó a su marido Kaspar Hass a lo largo de toda la migración desde Aschaffenburg hasta la aldea que construyeron en la Bergaseite de la provincia de Saratov en Rusia. En las buenas y en las malas.
Acompañando al marido que se fue transformando en líder de un proceso difícil, audaz y totalmente incomprensible. Educó a sus hijos, y éstos a sus hijos, y así a sus descendientes, para que lograran tener fe en la familia, capacidad de discernir sobre el futuro y ser tan audaces como para volver a migrar desde las riberas del Río Wolga hasta la llanura del Río de La Plata, en la versión entrerriana con sus costas llenas de verde, hasta la pampa húmeda de Buenos Aires donde debieron construir desde la nada toda una cultura de trabajo y de esfuerzo. Y las madres siempre presentes. Y como si yo fuera un personaje de esa novela, he visto a mi abuela trabajar con el pan de todos los días, a mis tías con el ordeñe y el trabajo del campo y a mi madre siempre al lado de su esposo. No se me escapa la madre de Gaspar Haas, una catalana, que también estaba formada en esa cultura de la fe, de la familia, del esfuerzo y del trabajo. Qué hermoso privilegio tenemos aquellos que somos descendientes de inmigrantes y que nos juntamos con los criollos y con los pueblos originarios para construir este pueblo argentino, que tanto nos cuesta, que tanto nos duele y que, de todas maneras y entre todos, con los diferentes modos de pensar, sentir y actuar, lo vamos a llevar adelante.
Por eso desde "Los Senderos del Wolga" vaya esta reflexión-homenaje a todas las madres, a la mía, a mi esposa, a mis hijas y nueras, a mis amigas, a las madres que forman parte de la familia de mis hijos,  a las que no están pero estuvieron, a las abuelas  que son madres por mil, a todas ellas ese simple ¡Gracias! que muchas veces creemos que es mezquino porque se merecen mucho más. Pero no tenemos otra palabra. Aunque si, si buscamos en el fondo de nuestro corazón encontramos esa otra palabra que significa todo lo que son: Te quiero, mamá!

jueves, 18 de octubre de 2012

Me lo dijo con una orquesta de grillos

Por Mariana Raquel Baliño
Me lo dijo con una orquesta de grillos y sentí esa libertad. Sí, me lo dijo y fue una demostración de que me quiso muchísimo. Y entonces debió encender el arcoiris y sentir galopar en su débil corazón esta misma libertad que siento ahora.
La suerte estaba echada y la felicidad era nuestra y ¡ya no importaba nada!
Era una tarde calurosa, rumorosa al lado del mar en calma. Sólo nuestra libertad y lo que tanto deseé escuchar y eso que yo, a las historias las pesco en el aire con una caña invisible y carnada de flores violetas y porque aprendí que hay gente que no tiene alegrías porque aguarda mucho tiempo que suceda eso: el gran momento.
Y no necesité esperar y jamás lo hubiera hecho y no fui yo la que salté entre las plantas y corté florcitas de color lavanda con todas sus ramitas y me dijo que mis sueños no eran chiquitos, como tampoco era chiquito el sueño de ese ramo de flores recién cortadas , ya que era el sueño de un hermoso jardín, de un verano que te hace sentir libre y te estremece la piel.
Y quedó magníficamente grabado en los rincones de mi mente, porque con su respiración tan entrecortada, escuché:
-Serás la mujer que quieras ser y para siempre. ¡Y lo fui!

martes, 16 de octubre de 2012

El programa televisivo “Vivo en Argentina” en la mega fiesta de las 10.000 personas

 El 21 de noviembre el programa se emitirá desde Pueblo San José promocionando la Mega Fiesta de los Alemanes del Volga. En tanto, el jueves 22, el programa saldrá en vivo desde Villa La Arcadia mostrando toda la belleza del paisaje serrano.

El prestigioso programa “Vivo en Argentina” que se emite por la TV pública, llega nuevamente a Coronel Suárez, tras las exitosas gestiones llevadas a cabo por el intendente municipal, Ricardo Moccero ante la producción del programa que conduce Carla Conte y Gastón Pauls.
En tal sentido se acordó que el próximo 21 de noviembre el programa salga en directo desde Pueblo San José promocionando la Mega Fiesta de los Alemanes del Volga y el jueves 22 de noviembre, el programa se emitirá desde Villa La Arcadia.
La Dirección de Turismo ultima detalles referentes a la producción periodística que se llevará a cabo durante esos dos días de programa, donde se mostrará la cultura, gastronomía, tradiciones y las bellezas turísticas del distrito de Coronel Suárez.
Con base en Buenos Aires, Carla Conte y Nicolás Pauls conducen por la TV Pública “Vivo en Argentina”, este exitoso programa, que muestra los atractivos turísticos del país, a través de la mirada del periodista, Hugo De Cuco.
Recordemos que en el mes de mayo, desde el Mercado de las Artes “Jorge Luis Borges”, Vivo en Argentina emitió un emotivo programa homenaje al cantante suarense Sergio Denis, desde Coronel Suárez para todo el país.

lunes, 15 de octubre de 2012

Das Haus (La casa de nuestros abuelos)


Paredes de adobe. Paja en el techo. Casa humilde.  Habitantes dignos. Un hombre, una mujer, nueve niños labrando la tierra. Se despiertan con el sol y se van a dormir cuando cae en el horizonte despertando a la luna y las estrellas. Siembran, cosechan, prosperan, crecen. Año tras año. Mientras los días pasan y con ellos la vida.
El arado va abriendo surcos en la tierra y el tiempo va trazando arrugas en las manos y las frentes de las personas. Las moldea, cincela su carácter, forja su voluntad, los vuelve tercos a la adversidad, y seguros frente a la fatalidad. Ni las tormentas furiosas, ni las heladas que todo lo marchitan llevándose cosechas enteras, doblegan sus espaldas. No hay nada que los venza. Nada pueda con ellos. Son obstinados.
Sin más arma que la esperanza, más fe que en Dios, y más sueño que transformar la tierra en prosperidad, continúan trabajando, trabajando, siempre trabajando.

Lloré cuando me marché de mi aldea, en el Volga (Memoria de un inmigrante)


 Aquella mañana en que marché de la aldea, abracé a mi madre, que lloraba desolada, le dije adiós, sabiendo que jamás volvería a verla. Intuí que la Argentina, esa tierra llena de promesas, quedaba demasiado lejos para prometer un regreso.
Le extendí la mano a mi padre, que la tendió temblorosa, mientras una lágrima rodaba, furtiva, por su mejilla.
Mis hermanitos observaban sin entender. Eran demasiado niños todavía para comprender palabras tales como adiós, exilio y desarraigo. Lloraban porque veían llorar y porque sus padres lloraban desconsolados como nunca los habían visto llorar jamás. Percibían la angustia que envolvía el aire y se ahondó cuando puse en marcha el carro cargado con mis baúles y los caballos comenzaron a caminar, lentamente, rumbo al Volga, camino del adiós.
Volví la cabeza y mi mirada, por última vez, vio la figura de mi padre y las manos de mi madre agitando su pañuelo mojado de llanto; y a mis hermanitos corriendo detrás de mí, despidiéndome. Los vi parados, sumidos en el dolor, empequeñecidos, derrotados por el destino, hasta que el carro se perdió en la distancia y su imagen se trocó en horizonte vacío, en ayer, un ayer a cada trote más lejano, melancólico y añorado.

Se han vendido más de 6 mil tarjetas para la Fiesta de las 10.000 personas

El Consejo Directivo Nacional 
de Los Alemanes del Volga 
en Alpachiri. Entre ellos 
Juan Hippener brindando 
información de la Megafiesta

Lo anticipó Juan Hippener de la Asociación Descendientes de Alemanes del Volga. Se instalará la barra de tragos más grande que se conoce. El área de cocina abarcará 36 metros de largo por 8 de ancho. La carpa para el público tendrá 125 metros de largo por 70 u 80 metros de ancho, lo que representa una hectárea. Grandes expectativas y un trabajo titánico para el domingo 25 de noviembre en Pueblo San José.

En esta semana la Comisión Organizadora, que está integrada por los Clubes de los Pueblos Alemanes, Independiente, San Martín y El Progreso; más el Club Germano, el Rotary Club Las Colonias y la Asociación Alemanes del Volga, volverá a hacer un recuento de las tarjetas vendidas, pero lo que se sabe es que el último realizado daba cuenta que se ha superado ampliamente el número de 6 mil tarjetas vendidas para el evento que se está preparando para el próximo 25 de noviembre.
“En la oportunidad batiremos un récord: la mayor cantidad de personas reunidas bajo una carpa, celebrando un acontecimiento como son los 125 años de la fundación de los Pueblos Alemanes. No hay registro en el país de un acontecimiento de esta magnitud en cuanto al número de personas reunidas bajo una carpa”, dijo Juan Hippener a La Nueva Radio Suárez.
Y este no es el único récord que se pretende marcar: “también estará instalada la barra de tragos más grande que se conoce, ya que tenemos noticias que se hizo una de 215 metros y nosotros decidimos agregarle 15 metros más para hacer una barra de 230 metros de largo, para servir un trago a la entrada al almuerzo y posteriormente atender las demandas de la gente”.
Explicó, en otros detalles numéricos, que el área de cocina tendrá 36 metros de largo por 8 de ancho; la carpa bajo la cual comerá la gente tendrá 125 metros de largo por 70, 80 metros de ancho, lo que es decir más que una hectárea o más que una manzana, para graficarlo de alguna manera.
Las tarjetas se siguen vendiendo ante los miembros de la Comisión Organizadora. Juan Hippener recomendó apurarse, porque sigue registrándose demanda de muchos lugares, no solamente de la ciudad, los Pueblos Alemanes y la zona.
Es que este fin de semana el dirigente estuvo por Córdoba promocionando la fiesta y mucha gente ha comprometido su asistencia desde allí, entre otros lugares del país que también estarán representados.

domingo, 14 de octubre de 2012

Cumplimos seis años

Julio César Melchior, director 
de Hilando Recuerdos. 
Investiga y escribe el material que se publica.
 Con esta edición Periódico Cultural Hilando Recuerdos celebra seis años de vida. Seis años con el orgullo de ser el primer periódico cultural de los pueblos alemanes en sus 125 años de historia y el compromiso de mantener vigente la tarea de rescatar y revalorizar la historia y cultura de los descendientes de alemanes del Volga.

María Claudia Melchior, productora: 
tiene a su cargo el área de publicidad y venta.
Nacimos en los pueblos alemanes integrando a todos los descendientes de alemanes del Volga, y a los amantes de su historia, cultura y tradiciones, del país, con un objetivo claro y definido: ser el órgano cultural por excelencia de esta etnia. Y ese ímpetu nos mantiene vigentes como el primer día, trabajando por y para todos aquellos  descendientes de inmigrantes que, allá lejos en el tiempo, abandonaron el río Volga, en Rusia, y buscaron patria en este suelo argentino.
Recorrimos con camino de actividad plena, a lo largo del cual hemos cosechado distinciones y halagos, tanto de nuestros lectores como de entidades sociales, culturales y gubernamentales. Gestos que colman el alma y son la consecuencia de una labor realizada a conciencia, en base a un esfuerzo cotidiano claro y definido: rescatar,  difundir y mantener la identidad cultural de los descendientes de alemanes del Volga.
Momento en que Periódico 
Cultural Hilando Recuerdos fue 
distinguido por la Asociación 
Argentina de Descendientes de 
Alemanes del Volga, filial Coronel Suárez.
Para lograr este objetivo contamos con la colaboración incondicional de muchísimas personas: lectores fieles; comercios e instituciones sociales, culturales y deportivas que acompañan el proyecto publicitariamente; medios de comunicación que le dan difusión, familiares y amigos. Un mundo de gente que nos brinda a diario su afecto, alentándonos a seguir adelante.
Por eso, en nombre de María Claudia y Julio César Melchior, quienes mes a mes hacemos Periódico Cultural Hilando Recuerdos, muchísimas gracias por estos seis años de permanencia.
Material publicado en Hilando Recuerdos fue la base para la edición de varias obras literarias que luego llevaron a su autor, Julio César Melchior, a la Feria Internacional del Libro en la Capital Federal, tal como lo demuestra la imagen, junto a Julio César Lozada, presidente del Instituto Cultural de la Municipalidad de Coronel Suárez y Nora Schwab, Coordinadora del mismo.




jueves, 11 de octubre de 2012

Nunca renunciemos a ser felices

La historia se hace haciendo. No existe otra manera de forjar un destino. Tampoco existe otro modo de ser feliz que intentar concretar los sueños que soñamos. A pesar de las dudas, las incertidumbres, las angustias y los temores; a pesar de las críticas; a pesar de algunos obstáculos que nos pongan en el camino; a pesar de todo eso: nunca renunciemos a intentar llevar a cabo nuestros ideales. De esa lucha, a veces diaria y silenciosa, siempre llena de sacrificios, esfuerzos y mucho trabajo, depende no sólo la satisfacción personal del deber cumplido sino la alegría de todos aquellos que confían en nosotros. No los defraudemos. Y lo más importante: no nos defraudemos a nosotros mismos. 

miércoles, 10 de octubre de 2012

Fotografía ganadora del primer premio concurso fotográfico “Imágenes de mis colonias”

Fotografía ganadora.
Fernando Berón resultó ganador (con $ 1.000, Medalla y Diploma) del concurso fotográfico organizado por la Municipalidad de Coronel Suarez, a través del Instituto Cultural y la Dirección de Turismo, dentro del marco de las fiestas patronales (Kerb), celebradas en Pueblo Santa Trinidad, el fin de semana próximo pasado, y adhiriendo a los festejos de los 125 años de la llegada de los Alemanes del Volga a esta región.

El certamen  tuvo como objetivo concienciar y sensibilizar, tanto a la sociedad como a las comunidades de los Pueblos Alemanes, de la importancia de conservar el Patrimonio Cultural, tangible e intangible, como forma de preservar la historia. Hecho que logra con creces el fotógrafo Fernando Berón con su imagen artística, que reproduce fielmente la idiosincrasia de los alemanes del Volga y su estilo de vida, en una de sus actividades más características: La Carneada.

martes, 9 de octubre de 2012

Últimos ejemplares del libro "Historia de los alemanes del Volga", del escritor Julio César Melchior. ¡Se agota!

Apúrese a adquirir los últimos ejemplares del libro que cuenta toda la historia de los alemanes del Volga: su salida de Alemania, su estadía en las aldeas del Volga y su afincamiento definitivo en América. Su estilo de vida, costumbres, tradiciones... Fechas... Fundación de las aldeas y las colonias... Apellidos... Su historia... Su cultura.


El libro "Historia de los alemanes del Volga", del escritor Julio César Melchior, se puede adquirir desde cualquier punto del país por el sistema de contra re embolso de Correo Argentino. Para ello tiene que enviar los datos del domicilio donde desea recibirlo por mensaje privado y se le será enviado. Una vez que el correo se lo entregue, abonará el costo del libro más los gastos de envío. La dirección de correo para hacer su pedido es: juliomelchior@hotmail.com.