T

T

viernes, 31 de agosto de 2012

Me hallarás...

Por Mariana Raquel Baliño

Búscame en un olor tan suave como el jazmín o en las hojas de algún libro que haya sido guardado en algún cajón de tu cómoda....
Búscame en el fondo de tus ojos, aquellos que jamás vi, imaginándome, entonces, segura de que todo marchará bien...
Búscame en cada miedo y en cada lágrima, pero también, en cada sonrisa y en cada abrazo, sabiendo que vos sabes lo mismo que sé yo: que me hallarás. Porque puedes hallarme en el vuelo de las golondrinas viajeras... en algún mensaje recibido a destiempo... en algún poema leído con desgano.
Porque si cierras los ojos, para ti tengo un caballo majestuoso con hermosas alas blancas, para que puedas treparte a él y llegar hasta aquí, raudo como el viento, cuantas veces lo desees... Te bastará solo con cerrar los ojos y pensar que me hallarás. Porque si la muerte llega… quiero que me puedas encontrar en las palabras que nos dijimos y en aquellas que nos faltaron....
Búscame en los enojos y alegrías compartidas... en las mariposas de verano y en mis lilas preferidas....
Si lo haces, si me buscas, quiero que sea con decisión, la misma que tuvimos para iniciar esta bella amistad...
Es verdad, este final no lo esperábamos... sin embargo, yo, ya estoy preparada....en cambio, tu búsqueda recién empieza.

jueves, 30 de agosto de 2012

Fotografías antiguas

Fotografías de Claudia Lorena Stoessel
Muchas gracias, Claudia
Algunos hijos de Juan Wagner y Catalina Dumrauf.
Añadir leyenda
Ana Wagner (hija de Alejandro Wagner y Ana María Dietrich) y Nicolás Leonhardt

Grandes fiestas patronales de Pueblo Santa María, 7, 8 y 9 de septiembre serán los actos centrales

Fuente: La Nueva Radio Suárez

Los actos comienzan el 1 de septiembre: 
10 hs. Encuentro de Escuelita de Fútbol en el campo de deportes.
4 hs. Torneo de Bochas Aniversario Club El Progreso.
2 de septiembre.
12:30 hs. Almuerzo en el comedor de la Escuela Secundaria Parroquial Santa María. Apertura de las Fiestas Patronales. Organiza Unión Padres de Familia.
17 hs: Tarde de Teatro con el grupo “Entre Bambalinas” con presentación de la obra “El sueño del Barrio” y show musical en el salón de fiestas del Club El Progreso. Organiza Taller Protegido de Santa María.

5, 6 y 7 de septiembre.
17:30 hs. Triduo Preparatorio. Santo Rosario.
18 hs. Santa Misa en la Parroquia Natividad de Maria Santísima a cargo del Padre Antonio Vedellini.

7 de septiembre.
14 hs. Charla con representantes de la Escuela de Circo de Coronel Suárez. Organiza la Biblioteca Juan Carlos Graff.
21:30 hs. Cena Inauguración del nuevo edificio de la Escuela de Educación Secundaria Nº 2 en Avenida 11 de Mayo 830. Organiza Escuela de Educación Secundaria Nº 2. Exposición de Trabajos de los Alumnos.
8 de septiembre. “Natividad de María Santísima”.
10 hs. Venta de flores en el Cementerio. Organiza Escuela Secundaria Nº 2.
13 hs. Actividades programa Patios Abiertos en la Plaza del Inmigrante.
14 hs. Torneo de Kosser 125º Aniversario de los Pueblos Alemanes en la Plaza del Inmigrante. Organiza Delegación Municipal y auspicia Cooperativa Eléctrica San José.
15 hs. Visitas al Museo Parque la Palmera. Servicio de Café y Tortas.
17:30 hs. Santa Misa. Procesión por las calles con la Imagen de la Virgen María.
21 hs. Estreno de “Lombrices”, de Pablo Albarello en el salón de fiestas del Club El Progreso. Organiza Espacio Teatral.
24 hs. Karaoke Show. Organiza Confitería Club El Progreso.

9 de septiembre. “Kerb”.
8 hs. Salva de Bombas. Toque de Sirenas y saludo de Campanas.
8:15 hs. Izamiento del Pabellón Nacional en el Mástil Patrio.
10 hs. Santa Misa en acción de gracias con la participación de la Banda Municipal Bartolomé Meier y el Coro Natividad de María Santísima.
11 hs. Acto Oficial frente al Templo Parroquial. Ofrenda floral al pié del monumento a la Santísima Virgen María. Entrega de una placa a la E.P.B. Nº 4 en el 125º aniversario de su fundación. Palabras alusivas, mensaje del Intendente Municipal Ricardo A. Moccero. Actuación de la Banda de Música “Bartolomé Meier”. Organiza Delegación Municipal.
12:30 hs. Refrigerio autoridades e invitados especiales en el polideportivo Club El Progreso. Organiza Delegación Municipal.
14 hs. Exposición de trabajos de los talleres de Telar y Crochet. Venta de Der Kreppel. Org. Biblioteca Juan Carlos Graff.
14:30 hs. Desfile Cívico sobre la Avenida 11 de Mayo. Organiza Delegación Municipal.
Luego del desfile.
E.P.B. Nº 4 Granaderos de San Martín: Venta de plantas, macetas, adornos, plantas aromáticas. Venta de pan alemán. Exposición de artesanos locales
Escuela Parroquial: Patio de juegos. Venta de Tine Kugen y Pan, Kiosco, Tarde de Té y Tortas en el Comedor de la Escuela. Exposición de Trabajos en la galería alusivos a los 125 años de la llegada de los Alemanes del Volga por nivel Inicial y Primario. Exposición de Cuadros y Venta de Artesanías de los alumnos del Taller Protegido de Santa María.
Escuela Secundaria Nº 2 (ex edificio): Feria de Artesanos. Laberinto del Terror. Feria Americana. Kermesse. Venta de Tine Kugen. Edificio actual: Exposición de trabajos de los alumnos.
Museo Parque La Palmera: Visitas al Museo Parque la Palmera. Servicio de Café y Tortas. Exposición de Autos Antiguos.
Wolgadeutsche en “La Casa del Fundador” Av. 11 de Mayo 1651: Música típica para disfrutar tortas de la rica gastronomía alemana. Acordeonista deleitando con viejas canciones. Recorrido histórico mostrando carros y “La Casa del Fundador”. 16:30 hs. y 17:30 hs. Danzas Alemanas por “Die Junge Wolgadeutsche”. Carrera de Fohreiter y demostración de otros juegos antiguos.
Consejo de Adultos Mayores: Exposición de producciones artísticas del Taller de Pintura – Venta de café y tortas.
17 hs. Inauguración de las Canchas de Voley. Actuación de la Murga del Consejo de Adultos Mayores frente al Polideportivo del Club El Progreso.
Jardín Rural Nº 1: Venta de Alfajores caseros y café.
Club El Progreso: 18:30 hs: Tertulia Bailable en el salón Polideportivo Club El Progreso. Ameniza Fabián, su grupo y la voz de Silvina. Actuación de Albino Lang y José Palma. Organizan Instituto Cultural, Delegación Municipal, Club El Progreso.

15 de septiembre.
17:30 hs: Santa Misa por los difuntos. Procesión al Cementerio.
16 de septiembre.
20 hs. Salón de Fiestas del Club El Progreso “Modestamente con bombos y platillos” Grupo de Teatro Cirulaxia de Córdoba. Circuito de Festivales del Instituto Nacional del Teatro 2º Suárez Teatro Subsede Santa María.

29 de septiembre.
21 hs. Salón de Fiestas Club El Progreso, estreno de “Tartufo” de Moliere, versión en Alemán Antiguo de Oscar Rekovski. Organiza Espacio Teatral Club El Progreso.

miércoles, 29 de agosto de 2012

71 aniversario del holocausto olvidado (el genocidio de los alemanes de Rusia)



El 28 de agosto se cumplió el 71 aniversario del holocausto olvidado (el genocidio de los alemanes de Rusia)

Como respuesta al ataque sufrido por los soldados alemanes, el dictador soviético José Stalin había dispuesto el 28 de agosto de 1941 la deportación de los cerca de 1500000 alemanes de Rusia que vivían en la URSS. 
En 1924 el Gobierno soviético había creado la República Autónoma de Alemanes del Volga, con más de un millón de habitantes, según el censo de 1929. Era el grupo más numeroso de una nación condenada al ostracismo.
El 28 de agosto de 1941 el Presidium del Soviet Supremo promulgó un decreto en virtud del cual toda la población alemana.
El  decreto del Soviet Supremo del 28 de agosto de 1941, anuló la república Alemana del Volga, promulgó un decreto en virtud del cual toda la población alemana debía ser deportada hacia el Kazajstán y Siberia. Excluyó a sus habitantes de los derechos civiles y políticos, les quitó la ciudadanía y ordenó su deportación masiva…
Acusados de espías y agentes nazis, el ejército rojo inició las represiones; miles de dirigentes fueron capturados y fusilados; toda la población fue deportada, arrancados de sus hogares; los cargaron como animales en vagones de carga, incluyendo todo habitante de ascendencia alemana aún los oficiales y soldados del ejército ruso de etnia alemana; los que no fueron fusilados, fueron condenados a trabajos forzados, muchos murieron de hambre y de frío. Fueron literalmente borrados del mapa y nunca se los mencionaba, estaba terminantemente prohibido visitarlos. Ni siquiera se reconocía que existían. Ellos habían sido formalmente abolidos. Eran víctimas de la política de la xenofobia.
Varios centenares de miles de víctimas inocentes, que no sabían de culpas contra el estado soviético, murieron de una muerte indigna. Las banderas nazis, encontradas en sus hogares abandonados, no sirven como prueba de un sentimiento de nazismo: esas banderas habían sido repartidas por funcionarios rusos cuando preparaban la visita de Hitler a Rusia que no se realizó. En su mayoría los desplazados eran niños, mujeres y ancianos. Los hombres entre los 16 y 40 años estaban en el ejército de trabajos forzados (Trudarmee), separados de sus familias por centenas o miles de kilómetros y sometidos a trabajos igualmente forzados. Los guardias soviéticos no se hacían problemas por la gran mortandad entre los trabajadores esclavos: los reemplazaban simplemente por otros nuevos. En un genocidio lo que importa es terminar lo antes posible con la vida de las víctimas. Muchas ciudades construidas en esa época se levantaron sobre los despojos de los alemanes étnicos.
Los deportados fueron transportados lentamente en vagones para el ganado hacia Siberia, Asia Central y el alto Norte, pasando el Círculo Polar Ártico. Lo alimentación era escasa, ya que debían alimentarse de lo que habían recogido en sus granjas. Los que morían se enterraban a la vera de las vías del tren, cuando el tren se paraba, o eran arrojados fuera de los vagones cuando el tren seguía su marcha por días sin detenerse.
El fin del viaje era un descampado nevado. Allí los desplazados debieron construir sus chozas con los materiales que se encontraban en el lugar y ponerse a trabajar. Bajo vigilancia militar, como asesinos, con alimentación escasa, debían trabajar desde antes del amanecer hasta después de ponerse el sol. Habían sido desplazados de sus hogares y debían trabajar como esclavos hasta morir, sin derecho a réplica ni a queja.
Aunque el ejército de trabajo fue abolido pocos años después de que la guerra hubiera terminado, la situación difícil de la vida para los alemanes étnicos en Rusia continuaba durante la época del llamado Komendatur: No se les permitió moverse o viajar fuera de su domicilio actual sin un permiso firmado por un funcionario y debían reportarse a la policía militar cada mes, en algunos casos cada semana. Esta política de humillación y racismo continuó hasta 1956, tres años después de la muerte de dictador José Stalin y seis meses después que los prisioneros de guerra alemanes dejaron la Unión Soviética, por gestiones del canciller alemán Adenauer les levantaron las penosas restricciones que les habían impuesto y se retiraron las acusaciones indicadas en el decreto especial publicado el 28 de agosto de 1941. Pero recién el 29 de agosto de 1964 que un segundo decreto admitía abiertamente la culpa del gobierno soviético de la persecución y genocidio de un pueblo inocente y fueron legalmente libres de elegir su domicilio y de volver a sus lugares de origen, algunos funcionarios, sin embargo, hicieron su mejor intento para evitar que los alemanes vuelvan a sus aldeas en el Volga. Las negociaciones del restablecimiento de la república de los alemanes de Volga no condujeron a nada.
Sin embargo, la discriminación contra los alemanes étnicos todavía prevaleció luego: la mejor educación, los trabajos bien pagados y las posiciones de alto perfil en el empleo estaban casi fuera de alcance hasta el derrumbamiento de la Unión Soviética en 1991. El vivir en ciertas áreas y los viajes al exterior para los alemanes étnicos eran más difíciles de arreglar que para cualquier otra nación anterior de la Unión Soviética.
Como consecuencia de la vida impuesta en los campos de concentración, la generación de sobrevivientes de alemanes del Volga que quedó en Rusia creció sin familia y sin escuela. Las familias alemanas fueron diezmadas, los niños que podían producir eran rápidamente obligados a desarrollar trabajos forzados, y se les prohibió la educación. En el marco de estas necesidades, los sobrevivientes se vieron obligados a firmar renuncias que vulneraban aun más su dignidad humana en otros aspectos pero ponían fin a la persecución. A diferencia de otros pueblos víctimas de genocidio, los alemanes del Volga nunca fueron indemnizados.
Se calcula que entre 1941 y 1948 murieron alrededor de 572.281 personas Sin embargo, la enorme pérdida de vidas humanas sufridas, ciertamente sirve para categorizar la Deportación a Siberia de la etnia alemana, como crímenes de lesa humanidad, pues se calcula que murieron en total de hambre, de frío, fusilamientos, etc. etc. serían más de 1.000.000 de almas.
Pero a pesar de todos los contratiempos y de tanto pero tanto dolor, el espíritu y la fuerza de voluntad de los alemanes del Volga nunca logró ser doblegado. La fe la mantuvo en pie. Fe en Dios, en sí misma, en la esperanza en un mañana mejor, que son paradigmas ancestrales de la raza alemana. “Había momentos en que casi no me podía mover del cansancio y del hambre”, confiesa con un hilo de voz que se asemeja a un susurro mientras sus pupilas estallan en lágrimas. “Pero el deseo de vivir y la esperanza hacia una vida mejor eran muy grandes”, logra murmurar luego de un silencio que le permitió reponerse ante el acoso de los recuerdos que todavía la lastiman. “Me ayudaron muchísimos los rezos y los cánticos religiosos. Rezábamos antes de dormir y antes y después de todas las comidas y también a la mañana cuando nos levantábamos”, concluye dejando traslucir en el murmullo de las palabras alemanas y en el apergamino y sufrido rostro, la luz de la fe. Esa luz que también la iluminó en la noche más oscura y en los días más negros de la deportación a Siberia.

martes, 28 de agosto de 2012

Milagro


Piensa en ella
y medita.
Y la meditación
la va curando.

Es un milagro
-dice la gente.

Sin embargo
la curandera sabe
que es su sabiduría
la que trabaja
con energía
que ignoran
los médicos.

No quieren creer en mí
-dice la mujer.
Pero curo.
Los médicos lo ven.
Curo males
que la ciencia aún no cura.

Es energía.
Es fe.
Es convicción.
Es conocimiento ancestral.

lunes, 27 de agosto de 2012

Historia real: El niño muerto


La anciana reza en silencio. Las manos dejan correr las cuentas del rosario. La mirada fija en Jesucristo, que la observa desde la cruz, en el altar de la iglesia de la colonia. La colonia, cuyos habitantes, también asisten a la misa de cuerpo presente del nieto. La iglesia está llena. Toda la comunidad está conmocionada y compungida por la muerte del niño y la manera trágica en que se produjo: un caballo lo mató de una patada en la frente.
El sacerdote también está conmovido, levanta los ojos al cielo, ora a Dios por el alma del pequeño difunto, y al bajarlos posa la vista en los rostros de la multitud que desborda la iglesia, y ve caras curtidas por el trabajo y el sacrificio impotentes ante la fatalidad del destino, tristes, profundamente tristes, y su corazón se contrae en un impulso de angustia que lo ahoga. Permanece mudo. La boca seca. Las palabras atragantadas. Una lágrima rueda por la mejilla. El féretro del niño lanza destellos de estrellas a la luz de las velas. La colonia está de luto. El cura logra continuar. Su voz es un débil murmullo. Las almas estás unidas por un mismo dolor.
El responso concluye. Los hombres toman el ataúd de las manijas. La madre cae en llanto desgarrador. Comienza la procesión al cementerio. Una cruz con el nombre del niño, varios estandartes, y el sacerdote van detrás. Cae una llovizna tenue. Moja los rostros y el cuerpo. Confunde en un abrazo lluvia y lágrimas. La procesión se desplaza lenta, al paso que impune el cura. Llegan al cementerio. Ingresan. Depositan el pequeño cajón en la fosa no menos pequeña. El sacerdote hace lo que la Iglesia y Dios le mandan. El sepulturero tira palabras de tierra sobre el cuerpo del niño. Lo sepulta. La multitud canta el Schiksal. La madre cae en un desmayo. Los familiares la socorren. La reaniman. Pero ella ya no desea vivir. Terminada la ceremonia tiran agua bendita sobre la tumba fresca en la que colocaron coronas de flores con leyendas como “Mamá y papá”.  Nadie quiere ser el primero en dejar el lugar. La madre no quiere irse, desea ser enterrada con su niño, con su pobre bebé que ahora yace bajo tierra para siempre. Solo. Muy solo.

Mayra Sauer es la nueva reina de Club El Progreso


Fue coronada en la fiesta del 74 aniversario en el Polideportivo de Pueblo Santa María. Fotos de Armando Schwab.

En las primeras horas de la madrugada del domingo Club El Progreso del Pueblo Santa María proclamo a la nueva reina de la institución correspondiente al 74 aniversario y que durante un año será quien habrá de representar a la entidad.
Fue proclamada Mayra Sauer, como la soberana 2012, hija del querido Héctor Sauer por lo cual ligada a la institución recibiendo en consecuencia todos los atributos de manos de la reina saliente Belén Schoffer quien fue calurosamente despedida y felicitada por todo el año en que le correspondió la gran responsabilidad de ser imagen y figura de la juventud progresista.
Después de los regalos, el recibimiento por parte del publico, no falto el vals tradicional, acompañada de dirigentes, deportistas y desde luego el padre de la reina quien se lucio en una noche de reiteradas emociones para El Progreso. (Fotos de Armando Schwab)

EL PROGRESO FESTEJÓ UN NUEVO ANIVERSARIO CON UN LLENO TOTAL DEL POLIDEPORTIVO

 Si bien todos los años, en su aniversario, el club de Pueblo Santa María llena su polideportivo para festejar, el de este sábado a la noche, nos dio la sensación de desarrollarse en un clima más participativo por parte de socios, simpatizantes y allegados.

El evento contó con la presencia del Intendente Municipal, Ricardo Moccero quién además de hacer usó de la palabra destacando el gran momento institucional que vive la querida institución de Santa María; hizo entrega de un subsidio, en una clara muestra del apoyo que las instituciones deportivas tienen permanentemente del Municipio.
Habló también el Presidente de la Liga Palenzona y por supuesto las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del presidente, Claudi Holzman.
Una rica cena y una atención espectacular, la música a cargo de los Errantes de San Miguel Arcángel y momentos emotivos a la hora de la entrega de distinciones, que recayeron en permanentes colaboradores, fueron el marco indicado para pasarla muy bien y disfrutar a pleno por parte de los más de setecientos comensales, que luego del acto protocolar, el tradicional brindis y el corte de la torta, dieron rienda suelta a sus ganas de bailar y pasarla lindo, hasta las primeras horas del domingo.


sábado, 25 de agosto de 2012

Anécdotas que cuentan los abuelos: El fallo de la oveja


En cierta ocasión, le robaron a un paisano alemán del Volga una moneda de oro que había dejado olvidada en un chaleco, al mudarse de ropa.
Como solamente sus peones podían haberle registrado el chaleco, era natural que desconfiara de ellos; pero ¿cómo descubrir al culpable?
Después de meditar un rato, llamó a sus servidores y les dijo: “Me han robado, en mi casa, una moneda de oro, y deseo tener la seguridad de que ustedes no son los culpables de esa falta. Para ello es necesario que se sometan, ahora mismo, al fallo de una oveja que poseo. Este animal prodigioso –agregó el paisano con voz grave- cuando una persona culpable le pasa la mano sobre el lomo, se la deja manchada de negro”.
Inmediatamente ordenó a los peones que, uno a uno, entraran en un aposento oscuro, preparado al efecto, y en donde se hallaba el milagroso animal.
Cada cual debía pasar la mano sobre el lomo de la oveja, que el paisano había tenido la precaución de frotar, anticipadamente, con carbón en polvo.
A medida que los peones salían del cuarto oscuro, el paisano les revisaba las manos. Todos se sorprendían al verlas ennegrecidas, menos uno de ellos, que mostraba con orgullo sus manos blancas. A este le dijo el paisano: “Tú eres el ladrón pues fuiste el único que, por temor al castigo nos has tenido valor suficiente para someterte a la prueba de la oveja, que ennegrece las manos culpables”. 

jueves, 23 de agosto de 2012

La música alemana brilló en el encuentro de coros en los pueblos alemanes


Fueron dos jornadas donde la música de los Alemanes del Volga fue protagonista de un excelente encuentro de coros, organizado por la Asociación Cultural Wolgadeutsche, que se llevó a cabo en Pueblo San José y Santa María. La danza y los trajes típicos aportaron el colorido a un fin de semana de pleno disfrute; recordando la cultura de los primeros colonos, a 125 años de su la llegada de los Alemanes del Volga a esta región. El evento contó con la participación estelar del coro de Pueblo San José “Las voces del corazón” y representantes de colonia Santa María de La Pampa y el Gemischter Chor de Villa Ballester.

La actividad, organizada por la Asociación Cultural Wolgadeutsche filial Coronel Suárez, presidida por Daniel Minig; comenzó el sábado 18, en Pueblo San José con una recepción de las delegaciones visitantes, en el salón Cultural Germano Argentino, con la presencia de representantes de la Federación Argentino Germanas, de la Federación de Asociaciones Corales del Río de La Plata; autoridades municipales, vecinos y representantes de instituciones de la comunidad.
Luego la delegación se trasladó a la Iglesia San José Obrero, donde la majestuosidad de los coros deleitó a los presentes con interpretaciones que cautivaron y emocionaron,  con la participación  de los coros: Las Voces del Corazón –compuesto por 14 integrantes del coro y dos solistas—representantes de colonia Santa María de La Pampa; y 21 miembros del coro Gemischter Chor de Villa Ballester.
Tras la celebración de la Santa Misa, alrededor de las 19 hs, la actividad continuó en el salón Cultural Germano Argentino, donde los vecinos de la localidad pudieron apreciar diversas danzas alemanas, interpretadas por los integrantes de Wolgadeutsche, con el acompañamiento de 17 bailarines  de Villa Ballester, quienes desplegaron toda su gracia y alegría típica de los bailes volguenses, mostrando el colorido de sus tradicionales trajes.
En tanto el domingo 19, el encuentro continuó en Pueblo Santa María, con un recorrido turístico por los Pueblos Alemanes para luego finalizar en el salón chico del club El Progreso de Pueblo Santa María, donde se realizó un almuerzo típico volguense, procediéndose a la entrega de presentes y distinciones, entre ellas, la distinción “Germánica”, un reconocimiento anual de la Federación de Asociaciones Alemanas de la República Argentina, que fue entregada especialmente al periodista e historiador Héctor Maier, por su intenso aporte a la cultura alemana.
En representación del intendente municipal, Ricardo Moccero habló el secretario de Gobierno y Seguridad, Gustavo Di Battista y Daniel Minig como dirigente de Wolgadeutsche.
El cierre del encuentro fue a pura música y baile, con la alegría de un pueblo que a través de los años ha valorado su cultura, cultivando en las nuevas generaciones el amor por su tierra y las tradiciones.

 Dirección de Prensa y Difusión de la Municipalidad de Coronel Suárez

Fotografías de tradicional comida alemana del Volga (Wücknudel o Dampfnudel)







En el 74 aniversario de Club El Progreso: homenaje a don Pedro Urban

En la portada de la cancha, el recuerdo a don Pedro Urban. (www.lanuevaradiosuarez.com.ar)

Y “el querido colorado” Urban tiene su recuerdo en el lugar donde el pasaba sus horas el domingo por la tarde: La portada de ingreso en la cancha de El Progreso.
Es que la Comisión Directiva que preside Claudio Holzman decidió, en el día del aniversario, tributarle un homenaje para que quede en el recuerdo por siempre.
Don Pedro Urban falleció hace un par de meses atrás y dejo un gran vació en la entidad progresista.
Es que durante muchísimos años estuvo ligado a la institución, motivo por el cual cada domingo que El Progreso jugaba en su cancha se lo podía observar “al colorado” en la portada de ingreso al estadio recibiendo y cobrando las entradas a los simpatizantes.
Y que mejor lugar para descubrir una placa recordatoria que no sea el ingreso al “21 de Agosto”.
Fue el Presidente de la entidad, acompañado por el resto de los directivos, además de la esposa, los hijos y nietos de Pedro Urban quienes descubrieron esta placa que es en homenaje a una gran persona, colaborador permanente, quien además quedo en el recuerdo de todos.
El Padre Antonio fue quien bendijo la placa y recordó además la colaboración que Urban también tenia con la Parroquia del Pueblo Santa María.

La Escuela Nº 5 de Santa Trinidad prepara su cena 125º aniversario


Será el 27 de octubre en el Club San Martín. Y el 24 de noviembre el acto protocolar en la sede del establecimiento. La Directora Cristina Pedascol brindó detalles de la programación que movilizará a toda la comunidad de la primera Colonia.
(www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)

Ya han comenzado a reunirse los docentes, directivos, Club de Madres y Cooperadora de la Escuela Nº 5 de Santa Trinidad, en los preparativos de lo que será el festejo por el 125º aniversario de este establecimiento educativo.
En la conjunción del aniversario del Pueblo con el de la escuela da cuenta el claro objetivo que tenían los inmigrantes alemanes desde sus inicios: una comunidad que los reuniera tal como había sido a orillas del Río Volga, la iglesia como centro espiritual y la escuela para asegurar la educación de sus hijos.
Consultada la Directora del establecimiento, Cristina Pedascol, explicó que “desde hace un tiempo nos venimos reuniendo en la organización de esto que será un evento muy importante para nuestra escuela, como es festejar los 125 años de la fundación”.
Entre los objetivos del establecimiento y sus colaboradores está el de lograr la reconstrucción de la historia de la institución, para lo que se cuenta con algunos datos que están en sus archivos y algunos períodos que están en blanco y que será necesario completarlos con el recuerdo de las personas que pasaron por sus aulas o con lo que puedan aportar sus familiares. 
Se sabe, por ejemplo, que la escuela tardó 50 años en tener Comisión Cooperadora, por lo que era sostenida y organizada íntegramente por los directivos y sus docentes. Hay algunas personas que ya ha aportado material muy interesante, como por caso cuadernos, algunas fotos y otros elementos que han guardado con mucho afecto a lo largo de todos estos años transcurridos. 
Para continuar con la reconstrucción de esta historia se solicita a todas aquellas personas que puedan tener algún elemento, como fotos, boletines, etc., que se acerquen al establecimiento para hacer este aporte. Se garantiza que los mismos les serán devueltos una vez que concluyan los actos festivos por este aniversario.
“Tenemos mucha gente colaborando, cada uno ocupado en diferentes aspectos de esta organización”, explicó Cristina Pedascol, agregando que “la tarjeta para la cena y baile del aniversario costará alrededor de $110. Si bien no está a la venta todavía tenemos gente que nos ha reservado mesas, estimamos que los primeros días de septiembre tendremos alrededor de 400 tarjetas a la venta. Y el 24 de noviembre será el acto protocolar en la sede de la escuela, como celebración formal de este aniversario”.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Julio César Melchior y un profundo análisis histórico y social de los alemanes del Volga

Julio César Melchior realizó una
 investigación durante cinco años
 para poder concretar un nuevo libro
sobre la historia de los alemanes del Volga.
La presentación estuvo a cargo
 de la escritora Graciela Schmidt Robilotta.
 Publicado en
Diario Nuevo Día

El escritor de Pueblo Santa María presentó el viernes su séptimo libro, «Historia de los alemanes del Volga. Alemania, Rusia, Argentina», ante un público afectuoso que colmó las instalaciones del auditorium del Hotel Hessen en Pueblo San José

 Con una nutrida presencia de familiares, amigos y representantes de las instituciones de los pueblos alemanes, el escritor Julio César Melchior presentó el viernes pasado su libro “Historia de los Alemanes del Volga. Alemania-Rusia-Argentina”, tras varios años de esfuerzo e investigación, que lo llevó a gestar su séptima obra, como forma de rendirle homenaje a sus ancestros.
Amigos, familiares y representantes
de las instituciones de los
 pueblos alemanes se dieron
cita en el Hotel Hessen para
acompañar la presentación del
nuevo libro de Melchior.
Julio César Melchior hizo un arduo trabajo de investigación de cinco años de duración para poder fundamentar cada una de las historias publicadas, una historia de conjunto pero con matices de historias personales que le dan un aire de realismo muy convincente y por momentos estremecedor por la dureza de los relatos, fieles a la historia vivida por los colonos en el Volga.
Pero más allá de lo histórico, el libro también aborda cuestiones como el perfil psicológico del pueblo protagonista, el contexto histórico, cultural y social que lo contiene y narra las dificultades que tuvieron los inmigrantes para integrarse a  la llegada a estas tierras del sur de América, adonde llegaron engañados ya que su destino primario era Brasil.
La bienvenida a los presentes la brindó Hugo Dukart, propietario del Hotel Hessen de Pueblo San José, donde se llevó a cabo el trascendente hecho para la cultura regional.
La artista plástica Nora Schwab, coordinadora del Instituto Cultural de la Municipalidad de Coronel Suárez  también se mostró complacida y orgullosa de poder respaldar al escritor en el lanzamiento de su nuevo libro. El auditórium del hotel mostraba una prolija preparación y el ambiente, vale destacar, estaba engalanado con una muestra de obras plásticas de Schwab, una reconocida artista local.
La presentación estuvo a cargo de la escritora y amiga del autor, Graciela Schmidt Robilotta quien hizo un resumen de la obra “La Historia de los Alemanes del Volga” y además analizó en profundidad las historias y sus protagonistas.
Fue así que comentó que el libro esta dividido en seis partes, cada una de ellas con sus respectivos capítulos, en los que se analizan diversos tramos de la historia de los alemanes del Volga. En el primero Melchior hace un pormenorizado relato de la tierra natal de esta etnia, la Alemania del siglo XVIII. En la segunda parte se refieren los motivos por los cuales se produjo una masiva emigración hacia Rusia, como la zarina Catalina los seduce a colonizar las tierras del Volga mediante la firma de un Manifiesto que luego no fue respetado.
En la tercera parte el autor cuenta la dramática emigración hacia Rusia, los desengaños que sufrieron los colonos, como muchos de ellos debieron vivir varios meses bajo tierra, pasando mucho frío y hambre, como debieron soportar los ataques inmisericordiosos de las tribus bárbaras y cómo finalmente, después de tantas penurias, logrando establecerse y vivir durante un siglo en esas tierras. Sin dudas que es una etapa crucial en la historia de los alemanes del Volga y que ha marcado a sus integrantes, formándolos en ese espíritu de trabajo, sacrificio y fe que los caracteriza. Así lo señaló Graciela Schmidt durante la presentación, recordando que este pueblo basa su fortaleza en tres pilares cruciales: la cultura del trabajo, la unión a toda costa y la fe. La escritora, al presentar el libro, fundamentó largamente y con criterio esta aseveración ante la atenta escucha del auditorio, entusiasmado por la historia y gozoso de ser parte de la presentación de un libro que aporta datos inéditos y un análisis particular de la inmigración alemana a Rusia y luego a América.
La cuarta parte analiza de qué manera y cuáles son los motivos que los llevan a abandonar Rusia y cómo las compañías navieras alemanas se confabulan para traerlos hacia la Argentina y no dejarlos en Brasil, como era el destino original.
En la quinta parte se cuenta como fue la llegada  a la nueva Patria, como es colonia primero, Colonia Hinojo y posteriormente se narra la creación de las colonias en el distrito de Coronel Suárez en las tierras cedidas por Casey y cómo éste les da créditos hasta que logran asentarse definitivamente. 
Finalmente, en la sexta parte, Melchior realiza una reflexión sobre la manera en que los alemanes del Volga fueron construyendo su nacionalidad argentina. 
Antes de concluir, Graciela Schmidt resaltó que en el análisis psicológico de los inmigrantes y en los testimonios con nombre y apellido se apoya el alma del libro, ya finalizando le regaló una sorpresa al autor, ya que una escritora española, María Serralba,  que comparte espacios virtuales con ambos escritores envió una poesía para adherirse a la presentación del libro, la que lleva como título “Un surco de tinta china” y que reza así: Estimado amigo Julio, ojalá en este día pudiera trazar un surco con mi pluma y tinta china, que uniera nuestros dos mares con palabras bendecidas, para llegar a tu lado y asistir a tu gran cita.
Y tomar entre mis manos, las páginas de tu libro y pasarlas, con cuidado, una a una,  despacito, hasta sentir la emoción con la que has compartido, este retazo de historia, de verdades y de olvido.
Sería bello soñar que a pesar de la distancia, las historias que tú cuentas nos llegaran sin tardanza, y surcaran nuestros cielos y volaran por España, hasta posarse en el fondo de ese Volga que tú extrañas.
Y poderlas disfrutar tal y como las narrabas, con pasión, con precisión, con esa tierna añoranza del niño que fue alemán y que vio, con destemplanza, como marchaba su pueblo, sin rumbo a tierras lejanas.
 Estimado amigo Julio, a pesar de la distancia, que sepas que aquí, tu amiga, encontrándose lejana, te lleva en el corazón y felicita tu hazaña.
Luego de este momento muy emotivo, el autor comentó que las dificultades que le demando la producción historiográfica del libro, sosteniendo en consecuencia que “es un honor presentar este séptimo  libro que me llevó cinco años de investigación y que reúne toda la historia de los alemanes del Volga”.
Melchior agradeció al Intendente Municipal, Ricardo Moccero, a Juan Hippener, a su hermana Claudia Melchior y a Nora Schwab por hacer posible la publicación.
En representación del Jefe Comunal, estuvieron presentes la coordinadora del Instituto Cultural, Nora Schwab, los delegados municipales de Pueblo San José y Santa María, Daniel Schwindt y Jorge Streitemberger respectivamente y el Jefe de Protocolo y Ceremonial, Marcelo Castorina.
Finalizada la presentación, y luego de recibir las múltiples felicitaciones del público por este nuevo logro, Melchior dedicó los libros que con entusiasmo el público fue adquiriendo.  
 El nuevo libro que acaba de publicar el escritor Julio César Melchior se puede adquirir desde cualquier punto del país por el sistema de contra reembolso de Correo Argentino.

El abuelo


 Por José Ma. Moliner

Tener una persona mayor en casa es un privilegio, una gracia, un don de Dios.
El abuelo es un testigo de nuestro pasado, es una raíz de nuestro ser.
Cuando un abuelo es rodeado de cariño y afecto por sus nietos, toda la casa se  llena de luz.
No importa que al abuelo se le olviden las cosas, que nos cuente la misma  historia varias veces, que se le caiga la ceniza del cigarro, eso es natural.
Lo importante es que si le miramos a los ojos, ojos sin brillo, veamos en ellos, la sabiduría remansada  por el tiempo.
Tenemos que recordar que , tal vez, un día, nosotros ocuparemos su sillón...nos querrán si hemos querido.
Nos harán felices si hemos repartido felicidad.

martes, 21 de agosto de 2012

“Historia de los Alemanes del Volga. Alemania-Rusia-Argentina”


Dirección de Prensa y Difusión 
de la Municipalidad de Coronel Suárez

 Julio César Melchior presentó: “Historia de los Alemanes del Volga. Alemania-Rusia-Argentina” La 7° obra del escritor oriundo de Pueblo Santa María, se presentó en la noche del viernes 17 en el salón auditórium del Hotel Hessen de pueblo San José. Familiares, amigos y representantes de instituciones de los Pueblos Alemanes acompañaron a Julio César Melchior en la presentación de su libro “Historia de los Alemanes del Volga. Alemania-Rusia-Argentina”, tras varios años de esfuerzo e investigación, que lo llevó a gestar su séptima obra, como forma de rendirle homenaje a sus ancestros.

La artista plástica Nora Schwab, coordinadora del Instituto Cultural de la Municipalidad de Coronel Suárez dio la bienvenida a los presentes y expresó sentirse orgullosa de poder respaldar al escritor en el lanzamiento de su nuevo libro, desde la gestión municipal encabezada por el intendente Ricardo Moccero, al tiempo que presentó las obras que dejó expuestas en el lugar.

La presentación estuvo a cargo de la escritora y amiga del autor, Graciela Schmidt Robilotta quién hizo un resumen de la obra “La Historia de los Alemanes del Volga” para luego dar lugar a las palabras de Julio César Melchior que sostuvo, “…es un honor presentar este séptimo libro que me llevó cinco años de investigación y que reúne toda la historia de los alemanes del Volga”.
Melchior agradeció al Intendente Municipal, Ricardo Moccero, a Juan Hippener, a su hermana Claudia Melchior y a Nora Schwab por hacer posible la publicación.

En representación del Jefe Comunal, estuvieron presentes la coordinadora del Instituto Cultural, Nora Schwab, los delegados municipales de Pueblo San José y Santa María, Daniel Schwindt y Jorge Streitemberger, respectivamente, el Jefe de Protocolo y Ceremonial, Marcelo Castorina y la Directora de Comunicaciones, Claudia Schell.


........................................................................

El nuevo libro que acaba de publicar el escritor Julio César Melchior se puede adquirir desde cualquier punto del país por el sistema de contra re embolso de Correo Argentino. Para ello, tiene que enviar los datos del domicilio donde desea recibirlo y se le será enviado. Una vez que el correo se lo entregue, abonará el costo del libro ($59) más los gastos de envío.

“74 años en el corazón de su pueblo”

“74 años en el corazón de su pueblo”. Hoy es el aniversario de Club El Progreso del Pueblo Santa María. Este sábado los festejos oficiales.

Club Social, Deportivo y Cultural El Progreso del Pueblo Santa María cumple hoy 21 de agosto sus 74 años de vida.
Como dice su slogan “Una institución en el corazón de su pueblo”.
Y sin duda que es así.
Una comunidad para su club y un club para su gente.
En la actualidad la entidad de Santa María es encabezada por el Ingeniero Claudio Holzman, dirigente que es acompañado por un nutrido grupo de colaboradores.
La entidad cuenta con una buena cantidad de socios, pero por sobre todas las cosas cuenta con el acompañamiento de toda la ciudad y la prueba de ello es el éxito que edición tras edición tiene con la venta de su bono contribución, bono que le permite el sostenimiento mensual del club e ir creciendo en obras.
A propósito de esto, en este aniversario se aprovechara la oportunidad para inaugurar a las 18,30 la cancha auxiliar de fútbol, la cancha de hockey y la refacción de los sanitarios locales del estadio de fútbol.
En el lugar también se descubrirá una placa que recuerda a Don Pedro Urban “el querido colorado”, quien durante gran cantidad de años fue colaborador de la institución, recientemente fallecido.
El Progreso organizo su cena aniversario este sábado 25 de agosto en el Polideportivo de la institución, donde, como sucede habitualmente, se entregaran presentes, reconocimientos y diplomas a socios vitalicios.
Hoy la entidad de la tercera colonia cuenta con una serie de actividades deportivas, culturales y sociales como el fútbol superior, divisiones menores y escuelita, patín, tenis, hockey, voley, la Peña Don Gregorio, el Grupo Atahualpa, la Biblioteca “Juan Carlos Graff” y el grupo de equinoterapia “De Corazón”.
Sin duda que El Progreso es una gran entidad, no solo deportiva, sino que además facilita todas sus instalaciones para que su comunidad lo pueda sentir como propio.
Por eso el polideportivo o su salón de fiestas siempre tienen actividad, ahora sumándose el teatro, lo mismo su confitería, o la cancha de fútbol cinco y en el verano su balneario, que lleva el nombre de “Domingo Moccero”.
Decir El Progreso y Pueblo Santa María, es decir lo mismo, de eso no hay dudas, una de las pocas instituciones que están tan identificadas con una comunidad.
“El Progre” cumple 74 años y este sábado lo festeja con su gente en la cena y baile tradicional.
Por otra parte Club Social, Deportivo y Cultural El Progreso, informa que por cuestiones climáticas, se reprogramó para el Sábado 25 de Agosto a las 17:00 horas la Inauguración de Obras y el descubrimiento de placa homenaje a Pedro Urban en el Campo de Deportes 21 de Agosto.
Se mantiene para hoy a las 18:00 horas, la Misa en acción de gracias en la Parroquia Natividad de María Santísima.

lunes, 20 de agosto de 2012

Recuerdos de la escuela primaria

Los alumnos, 25 años después.

Cierro los ojos y me invade el aroma a tiza, el cuaderno único, los lápices de colores, los antiguos pupitres de madera, y todo un universo de reminiscencias poblando las aulas de la Escuela Parroquial Santa María, y que seguramente surgen en la memoria de cada alumno que cursó el Primer Grado en 1972. La presencia de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo, a veces tiernas y dulces, otras, severas y excesivamente rectas en la enseñanza y la educación. El libro de lectura “Flores y espigas” de cuarto grado. El libro de catecismo. La Biblia. El estudiar de memoria. Las lecciones. Las cuentas; los números; la aritmética; la gramática; el lenguaje... Los recreos jugando a la payana o a decenas de divertimientos que el tiempo se llevó al olvido y solamente perduran en el ayer de alguna remembranza. Los grupos de amigas y amigos tramando travesuras. Y una inocencia increíble. Niñas y niños que creían en la pureza de la vida, en las hadas, en los ángeles, en los reyes magos, y en un mundo de fantasía que la misma existencia se encargó de trocar en cruda realidad.
Eran otros tiempos, otro estilo de vida. Más simple, más sencillo, quizás más feliz, porque se compartía lo que se tenía, porque los sueños se podían realizar, porque nada parecía imposible y porque en la niñez no existen los “no se puede”.
Sin embargo, la vida y el tiempo transcurrieron. Las niñas y los niños de aquel lejano Primer Grado crecieron. Se hicieron mujeres y hombres de bien. La mayoría se casó. Formó su hogar. Tuvo hijos. Todos supieron luchar por su felicidad y hacer de sus existencias una vida honesta y digna.
Y de aquella época de 1972 sólo sobreviven una añeja fotografía y un cúmulo de recuerdos imborrables.