T

T

jueves, 30 de junio de 2011

Exitosa presentación de títeres en Pueblo Santa María

Nos visitó Norberto del Prado, Titiritero y Narrador oral, integrante de la Red Internacional de Cuentacuentos, autor, además, de libros infantiles y CD para niños.

La Biblioteca Juan Carlos Graff del Club El Progreso tuvo el privilegio de presentar al Señor Norberto del Prado, titiritero de renombre, que deleitó a grandes y chicos con la obra " Amor a diario con dulce de leche". La misma fue presentada el 28 de junio pasado y contó con la presencia de los alumnos de la localidad. Pudieron todos disfrutar de una tarde inolvidable junto al encanto y la magia de los títeres que transportaron a todos a una historia graciosa, llena de situaciones imprevistas, de interacción por parte de los niños y de valores tan importantes en el desarrollo personal. Fue una manera de adherir al mes del Día del Libro, transmitiendo que dentro de un libro hay miles de formas de ser nosotros mismos los protagonistas de cada historia de cuentos, títeres, etc. , sólo hay que leer y dejar volar la imaginación.
La Biblioteca agradece a la Escuela Media Nº 2 por prestar el SUM y a los Directivos del Club El Progreso por su apoyo incondicional

El 23 de Julio gran fiesta “Día del inmigrante Alemán del Volga”

Colaboración de Daniel Minig


Un 22 de julio comenzó todo… comenzó el viaje más largo que se pueda hacer, duró toda una vida y más… mucho más, el tiempo de sus hijos y de sus nietos
Un 22 de julio comenzó todo… comenzó la migración en masa que fue detrás de una promesa, promesa que la Reina Catalina firmó ese día con la importancia que significaba el lazo de sangre que unía a este pueblo Germano con la Zarina Rusa.
Un 22 de julio comenzó todo… un viaje llevando consigo todas sus riquezas, entre ellas estaban sus manos con las que abrieron camino en duro trabajo para poder cuidar y mantener al tesoro más valioso que llevaron en ese viaje, sus familias.
Y pasaron los años… pasaron 100 años más, más de los que muchos pueden llevar consigo sobre sus espaldas sumado al peso del trabajo y la adversidad.
Ese paso del tiempo significó que ya ni la misma Reina Catalina estuviese en el poder para cumplir con las promesas.
Nuevamente comenzó todo… comenzó un viaje en busca de la tierra prometida llevando sus riquezas “las manos para trabajar y una familia que cuidar” con un tesoro más que nació en aquellas lejanas tierras Rusas, “sus hijos y sus raíces germanas intactas más arraigadas que nunca”
Un país los recibió… un país lleno de proyectos, de trabajo, paz y promesas; un lugar donde el crisol de razas fue la garantía principal de que se cumplirían las promesas.
Y así fue… finalmente “Los Alemanes del Volga” alcanzaron el destino de su largo viaje por más de dos siglos, donde pudieron junto a los tesoros “trabajo, familia y cultura” lograr la paz tan anhelada en su búsqueda de la tierra prometida.

22 de julio de 1763 comenzó un viaje, comenzó la historia!

Por tal motivo el sábado 23 de Julio de 20011 se realizará un acto en el monolito al “Inmigrante Alemán del Volga” que se encuentra en la plazoleta del ferrocarril Roca (lugar de acampe de los primeros inmigrantes). Se convocará a todas las instituciones, escuelas, referentes, descendientes de Alemanes del Volga como instituciones de Coronel Suárez y funcionarios para que en el km. 0 sobre la plaza del ferrocarril donde acamparon los primeros fundadores emplazar un monumento que conmemore la fecha como propia de esta colectividad.



SABADO 23 DE JULIO:
13.45 hs. Concentración de carros, jinetes, acordeonistas, funcionarios públicos, instituciones, referentes, descendientes y público en general en la plazoleta al “Inmigrante Alemán del Volga”.
14.00 hs. Acto en conmemoración del 22 de julio Día del Inmigrante Alemán del Volga.
14.30 hs. Partida en caravana de carros con acordeonistas e inmigrantes caracterizados hacia las colonias.
16.00 hs. Llegada a Pueblo San José y representación de un casamiento volguense en el salón chico de la Asociación Cultural Germano Argentina
y compartir una tortas con la alegre música de acordeonistas y cantos populares de nuestro coro alemán.
21.00 hs. En el salón mayor de la Asociación Cultural Germano Argentina se realizará una cena de menú típico desde el pan casero, chorizo con ensaladas, papas y carne al horno, Fülsen, postre helado y por la madrugada Riwelkuchen. Será amenizada la noche por el Nuevo Grupo Energía con música alemana, también disfrutaremos de danzas alemanas de las colonias de Olavarría a cargo de la profesora Andrea Hess.

DOMINGO 24 DE JULIO:
10.00 hs. Misa en el templo de Pueblo San José.
11.30 hs. Recorrido por Santa Trinidad, San José y Santa María por turistas donde mostraremos los principales puntos atractivos históricos de nuestras colonias únicas por su riqueza cultural intacta.
17.00 hs. Compartimos tortas y café en el salón chico de la Asociación Cultural Germano Argentina y despediremos a las delegaciones.



.......................


Wolgadeutsche
Santa Trinidad – San José – Santa María

Rescatar, Preservar y Difundir el patrimonio cultural de los Alemanes del Volga
Contacto: (02926) 15414425 -17 de Agosto 223 – Cnel. Suárez
Wolgadeutsche@hotmail.com

Noveno Encuentro de las Comunidades Alemanas de América Latina

Colaboración de Cintia Wedler


Frutillar, Chile, Dienstag 22. bis Sonntag 27. November 2011
Frutillar, Chile, de martes 22 a domingo 27 de noviembre 2011

En noviembre 2003 se realizó por iniciativa de Pietro Sandri Poli el primer encuentro de comunidades alemanas de América Latina en Montevideo, Uruguay. La idea de Poli era la integración y el acercamiento de las comunidades de descendencia alemana de los diferentes países latinoamericanos, el tratamiento de aspectos históricos, la conservación del idioma y la herencia cultural de los antepasados, el análisis de las perspectivas de desarrollo social y cultural y la integración a nivel regional.
Desde esa vez se realizó el encuentro cada año y se ha convertido en un elemento importante de las comunidades alemanas en América Latina.

Programa
Martes, 22 de noviembre: Bienvenida
19:00 h: Izamiento de Pabellón Nacional, coro y entrega de banderas a cada delegación presente por los alumnos del Instituto Alemán. Cóctel de bienvenida en el Club Alemán para participantes y autoridades.
Miércoles 23 de noviembre: Teatro del Lago
09:00 h: Inscripciones.
10:00 h: Apertura oficial del IX° CAAL.
11:30 h: Presentaciones del «Männerchor» y de la «Banda Municipal E.L.G.». Almuerzo libre.
15:00 h: Ponencias.
20:30 h: Gala oficial del «Oratorio de los Colonos de Frutillar» con motivo del 155º aniversario de Frutillar.
Jueves 24 de noviembre: Club Alemán + Museo Colonial
09:00 h: Ponencias. Forum de los coordinadores del CAAL. Presentación e invitación al X° CAAL (Argentina). Clausura del IX° CAAL. Almuerzo libre.
15:30 h: Visita oficial guiada al Museo Colonial Alemán y charla.
20:00 h: Cena oficial del evento en el Club Alemán con invitados oficiales.
Viernes 25 de noviembre: Paseo y visitas a otros lugares
09:00 h: Visita al Monumento de los Colonos en Totoral: Presentación de la «Banda Harmonie» de Loncotoro, paseo por la ciudad de Puerto Varas, paseo al volcán Osorno. Almuerzo libre. Visita a los Saltos de Petrohué.
19:00 h: Retorno a Frutillar; resto del día a libre disposición.
Sábado 26 de noviembre: Paseo a Los Bajos + Instituto Alemán
09:30 h: Viaje a Los Bajos – pueblo con raíces tirolesas. Culto en la iglesia luterana «Tirolerkapelle». Visita al cementerio (tumbas de los colonos tiroleses). Almuerzo con asado de cordero al palo (cancelación individual).
16:30 h: Regreso a Frutillar.
19:00 h: Presentaciones en el gimnasio del Instituto Alemán: grupo juvenil de danzas del Perú (por confirmar), conjunto Los Estribos, Banda Treml de São Bento do Sul de Brasil (por confirmar).
Domingo 27 de noviembre: Costanera de Frutillar
10:00 h: Desfile oficial con participación de toda la comunidad de Frutillar con motivo del 155º aniversario de Frutillar.
Más información en: http://www.caalfrutillar.cl/

martes, 28 de junio de 2011

Foto del recuerdo

Ángel Schwerdt, Mirta Fuhr, Filomena Schroh, César Schwerdt, Mabel Schwerdt y Hugo Weisbeck

Un gran valor del progreso agropecuario: Don Pedro Pin

Entre ese conjunto de persona respetables que constituyen la parte representativa de Pueblo Santa María, necesariamente debemos contar al señor Pedro Pin, no sólo por su arraigo y posición sino principalmente por su invariable norma de correctos procederes, cualidades éstas que en el transcurso de los años le han valido la estimación de cuantos cultivan su amistad. (Publicado en diario "El Imparcial", de Coronel Suárez, allá lejos y hace tiempo.

Don Pedro Pin, al igual que la mayoría de los hombres que desafiando peligros y acechanzas de las soledades llegaron en época anterior a estas regiones, nació en la provincia de Zaratov (Rusia), desde donde, con el anhelo de horizontes más amplios, llegó a nuestro país allá por el año 1905, dispuesto a labrar su porvenir.
Los naturales sinsabores que lógicamente depara el ambiente desconocido al extranjero no lo amedrentaron en ningún momento sino por el contrario prepararon su espíritu para nuevas luchas y templaron más aun su carácter.
Corrió como la mayoría la incierta suerte del trabajador rural y tres años más tarde, o sea en 1908, contrajo enlace con doña Catalina Streitenberger.
Este acto trajo aparejado un motivo más de preocupaciones y de nuevos anhelos de progreso y desde entonces don Pedro Pin resolvió independizarse económicamente, arrendando por su propia cuenta una pequeña chacra en la zona de Curumalán, pasando luego a la de Piñeyro, Pontaut, etc, llegando algún tiempo después a figurar entre los arrendatarios del campo de Pradere donde permaneció por espacio de nueve años, cultivando al mismo tiempo otra fracción similar de terreno en el campo de Louge.
Fueron aquellos años de recia labor, sin descanso, sin mayores comodidades pero, con el pensamiento puesto en el porvenir, trabajaron ambos con gusto y con renovadas energías, alcanzando al final, como justo premio a la labor realizada, una posición de desahogo que les permite trabajar cómodamente sin las acechanzas de los aciagos días de estrecheces económicas.
El señor Pedro Pin es considerado en este radio como uno de los fuertes agricultores, pues, además de las 260 hectáreas de su propiedad, que se encuentran situadas en el cuartel séptimo de este partido, arrienda otras novecientas, las cuales también destina a las tareas de agricultura y ganadería.
En 1923 hizo construir su confortable residencia en el mencionado Pueblo Santa María, donde habita con su esposa y sus hijitos, Mónica y Pedro Severino.

lunes, 27 de junio de 2011

Fotografía del recuerdo

Casamiento de Graciela Holzmann y Hugo Haffner. Junto a la feliz pareja, las hermanas de la novia: Jorgelina y Elvira Holzmann.

El error más grande lo cometes cuando...

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.

Añoranza

Lenta, pausadamente, con el rostro mojado de sudor y la ropa húmeda de transpiración, el colono camina siguiendo el surco que el arado va abriendo en la tierra. Su paso es cansino. El cuerpo le pesa. Lleva en su interior una carga de dolor, un sentimiento de desarraigo. El suelo virgen de la pampa le recuerda la indómita estepa del Volga, el viento y la nieve, la intemperie y la soledad de los interminables días de invierno esperando el tiempo de la trilla.
“Es otra tierra, otro cielo y otra patria. Aún somos extraños bajo esta bandera celeste y blanca que nos abrió los brazos y nos ofrece una libertad desconocida para nosotros. Las colonias crecen, es cierto, pero todos hablamos en alemán y tenemos nuestras propias costumbres. Todavía somos extranjeros. Desconocemos totalmente la idiosincrasia de esta nación. Tres años no alcanzan para construir un nuevo hogar”.
Se siente huérfano, desamparado y desprotegido en este mundo donde todos los hombres parecen tener una nacionalidad, un país, un lugar, un pueblo, un pequeño trozo de tierra que “llaman mi hogar y por el cual son capaces de entregar la vida”.
“Solamente tengo convicciones” –reflexiona. “Convicciones y fe en Dios. Ojalá mis hijos algún día amen este suelo, amen esta patria, y tengan el valor de entregarlo todo por ella”.
El colono camina detrás del arado, ensimismado en sus pensamientos, los ojos húmedos, en las pupilas brillando la imagen de sus padres que se quedaron en la aldea, allá, allende el río Volga, despidiendo hijos, y entre esos hijos, a él. A él que intuye que no volverá a verlos jamás, que comprende que terminará afincado en esta tierra, en las riveras del arroyo Sauce Corto, en una de estas tres colonias que comienzan a surgir y año tras año reciben contingentes más numerosos de alemanes del Volga.

domingo, 26 de junio de 2011

Una palabra de aliento

Una palabra de aliento a tiempo ayuda, da fuerza, motiva, produce el mejor de los beneficios.

viernes, 24 de junio de 2011

Fotografías de los pueblos alemanes

Miguel Fuhr y Elisa Laumann

Celebración del cumpleaños de los mellizos Mauro y Hernán Fogel. Los acompañan sus queridos abuelos Juan Fogel y Rosa Scheffer


Recuerdo de la celebración de los maravillosos 15 años de Rocío Manso. Compartieron tan hermoso momento, pleno de alegría y felicidad, sus padres Rosa Fogel y Luis Manso y su hermano Patricio Manso

jueves, 23 de junio de 2011

Cree en ti misma/o

Cree en ti misma/o. Cree en tus sueños. Cree en el futuro sin importar lo que digan los demás. Nunca dejes de creer ni en ti misma/o ni en tus sueños y llegarás a la meta que te has propuesto. No importa cuán alta ni quien lejos parezca en este momento. Con coraje, esfuerzo, lucha y confianza en uno misma/o siempre pero siempre se llega.

Torneo de kosser en Pueblo Santa Trinidad

Se inauguró una cancha en el anfiteatro. Ganaron Julio y Tito Hartman de Pueblo San José. (Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)

Organizado y coordinado por dos vecinos del Pueblo Santa Trinidad, Raúl Ullman e Hipólito Stremel, se llevo a cabo esta lunes 20 de junio, feriado nacional, un torneo de kösser del cual tomaron parte 40 jugadores.
Este certamen del juego tradicional de los alemanes del volga se desarrollo en las instalaciones del anfiteatro municipal del Pueblo Santa Trinidad, inclusive utilizándose una nueva cancha, recientemente construida.
Resultaron ganadores Tito y Julio Hartman del Pueblo San José, el segundo lugar fue para Ramón Schwab y Pedro Marson de nuestra ciudad y el tercer puesto fue para Juan Melchior y Alejandro Heyt.
Los organizadores Raúl Ulman y Poli Stremel quieren agradecer a las más de 20 parejas participantes e invitarlos a próximas ediciones.
El torneo fue auspiciado por la Dirección de Deportes de la municipalidad contó con el acompañamiento de mucho publico considerando la agradable tarde que se presento este 20 de junio, día de la Bandera, feriado nacional.

Se estrena la película filmada en los pueblos alemanes

Fue rodada en nuestro medio, registrando las vivencias de nuestras Colonias. (Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)

Se trata del film que se filmó en los tres Pueblos Alemanes y Coronel Suárez en el pasado mes de mayo y cuyo Director es un prestigioso cineasta de lo que se denomina “cine artesanal”.
Daniel Bulmeister convocó como actores a la gente de las Colonias y centró una historia de amor madura, como pretexto para mostrar escenarios, la arquitectura, los rostros y dejar plasmado las costumbres y la cultura de los Pueblos Alemanes. Así se puede sintetizar, a grandes rasgos, lo que es “Volver a vivir”.
El film cuenta con alrededor de 11 personajes, cuatro de ellos principales, y se trata de una historia de amor bien contemporánea.
El viernes 24 de junio la película se estará presentando por primera vez en la ciudad de Buenos Aires, en el Museo Arturo Jauretche, que pertenece al Banco Provincia.
El sábado 25, en el Cine Italia de Coronel Suárez a las 17:30 hs., será el turno para nuestro medio.
El día 26 la presentación será en el salón parroquial del Pueblo San José, a las 16 hs., y luego a las 18 hs. en Pueblo Santa María, en la Escuela Media Nº 2, en el salón de usos múltiples de este establecimiento educativo.
En todas estas oportunidades copias de la película estarán a la venta para el público, a un valor de $ 60.
Los anuncios los brindaron las Coordinadoras del Instituto Cultural y de Turismo de la Municipalidad de Coronel Suárez, Nora Schwab y Gisela García respectivamente.

miércoles, 22 de junio de 2011

Historia de amor real: La muchacha del pañuelo

Junto a la ventana, mirando de vez en cuando hacia la calle desierta a la hora del crepúsculo, una muchacha borda dos iniciales sobre un pañuelo. Está inmersa en su labor sin prestarle atención al rumor de ruidos que genera su madre tras de sí, frente a la cocina a leña. Nada podría perturbar el estado de embeleso en que se halla. Vive en un universo de ensueño.
Y mientras borda espera.
Presa de un súbito apuro, corta el hilo con que el que bordó las dos iniciales y guarda aguja y carretel dentro del neceser. Satisfecha con su tarea, sonríe plácidamente. Intuye, sin mirar el reloj de pared, que la hora en que llegará la anhelada visita se acerca.
Sin embargo, los minutos transcurren, se transforman en una hora, luego en hora y media. El día termina de desfallecer con el sol que agoniza en el horizonte. Los tonos claroscuros del atardecer destacan todavía más el desencanto que comienza a dibujarse en el rostro.
La madre se percata del sufrimiento que padece su hija, se acerca y le aconseja que ya es conveniente que se retire de la ventana, que es tarde, que no vendrá. Él no vendrá. Tal vez tuvo un contratiempo, tal vez... Pero él dio su palabra, argumenta la joven. La madre no dice nada. Cómo decirle nada a una joven enamorada que esperó en vano el arribo de su amado.
Cabizbaja y desolada, se recluye en su cuarto. Hoy iba a ser la primera cita formal. Hoy iba a presentarlo a sus padres... Aunque todos intuían que estaban enamorados, aún no habían oficializado el romance.
En el cuarto la joven llora en silencio mojando con sus lágrimas el pañuelo que con tanta ternura e ilusión había bordado para él. Algo en su interior le dice que no vendrá nunca.
Los días pasan sin tener novedades. A las tres semanas, le llegan noticias que la hunden definitivamente en la depresión: el joven con el que soñaba, anuncia su compromiso y su próxima boda con otra mujer.
Todo pierde sentido. El mundo cotidiano se toma trivial y vacío. Con los días, se vuelve más y más sobre sí misma.
Decepcionada de la vida, toma la decisión más trascendente de su existencia y la que modificará para siempre su destino: ingresará a la Congregación de las Hermanas Siervas Misioneras del Espíritu Santo, va a ser monja. Dedicará su vida a Dios como docente. Con el tiempo será una buena religiosa y una excelente maestra pero nunca conseguirá desterrar completamente el recuerdo de aquella espera ni la imagen del hombre que amó.
Tampoco nadie en la colonia olvidará la triste historia de la muchacha que esperó en vano el arribo del joven que amando a otra la sedujo para demostrarle a sus amigos que tenía cancha con las mujeres y que ninguna podía resistírsele. Cincuenta anos después, los ancianos todavía murmuran su nombre cuando relatan anécdotas de amores imposibles.

martes, 21 de junio de 2011

Ten confianza en tí mismo

La confianza en sí mismo es un elemento crucial en el desempeño de la persona. Puestas dos personas a realizar una misma tarea, si todos los demás factores son iguales, lo hará mejor y más rápido aquella que tenga más confianza en sí misma. Esto se aplica a todo tipo de tarea, desde la más simple a la más compleja. Te darás cuenta de la importancia de esta afirmación cuando te percates de que la tarea más compleja que tenemos que realizar es justamente vivir.
Muchos son los factores que pueden influir en el hecho de que una persona tenga o no confianza en sí misma, pero hay uno que es primordial: la manera en que es criada la persona. Cuando hablamos de persona, pensamos en una persona adulta y a menudo olvidamos que esa persona adulta fue antes una persona niña. Es durante la infancia que se echan las bases de lo que será la persona adulta, y es muy difícil que esta persona adulta pueda cambiar el rumbo que le fue marcado en su infancia.
Esto es así porque la infancia es la época en que la mente es más maleable, cuando más intensamente recibe la influencia de lo que la rodea. De aquí que cuando se habla de la influencia del medio ambiente o del entorno, se está haciendo referencia a la acción de los padres, de los parientes, de los amigos, de los maestros, de los compañeros escolares, durante la época en que la persona es más influenciable: su infancia.
Existen maneras de criar a un niño que estimulan la confianza en sí mismo y otras que tienden a destruirla. Deshacer el efecto de una mala crianza o una mala educación, es muy difícil cuando la persona ya es adulta. Sin embargo, el cambio puede darse, ya sea de manera fortuita o de manera deliberada.
Si pensamos que la confianza en sí mismo (o auto-confianza) se refiere a la creencia en la propia capacidad para llevar a cabo una tarea, podemos darnos cuenta de las diversas formas en que puede incrementarse la auto-confianza de una persona. En primer lugar, existen experiencias fortuitas que permiten a la persona darse cuenta de que es capaz de llevar a cabo una tarea para la que pensaba no tener condiciones. Se les suele llamar "experiencias cruciales" porque marcan una encrucijada en el camino vital.
A través de la lectura de libros y revistas, o por medio del cine y la televisión, la persona que pensaba carecer de capacidad o de posibilidades puede ver a otras en su misma situación realizar actividades o alcanzar objetivos que consideraba fuera de su alcance. A esta forma podemos llamarla "por el conocimiento", dado que la persona conoce cosas que antes ignoraba, y eso es lo que provoca el cambio.
Existe también una vía gradual para llegar a tener fe en la capacidad de uno para una tarea. Esta consiste en ir acercándose a la meta deseada por etapas sucesivas. Se comienza por tareas más sencillas y de a poco se va incrementando la dificultad. Este método se ha usado por siglos en la capacitación laboral: la persona se inicia como aprendiz y gradualmente, a lo largo del tiempo, va adquiriendo más responsabilidades y ascendiendo en la escala laboral.
Finalmente, existe un método que algunos pueden tomar como mágico pero que en realidad tiene fundamentos neurológicos. Consiste en practicar representaciones mentales (o visualizaciones) de la tarea que se pretende realizar. Hechas comparaciones entre personas que practicaron este tipo de "ejercicios mentales" y otras que no lo hicieron, se encontró que las primeras eran más eficaces que las segundas.

Fotografías de los pueblos alemanes

Jardín de Infantes de la Escuela Parroquial Santa María: Patricio Manso, Romina Hoffmann, Yésica Weisbeck, Belén Palacín, Belén Dietz, Viviana Sainz, Cintia Stremel, Gisella Distel,Lucía Hoff, Betiana Graff, Lucrecia Schmidt, Belén Duckwen, María Lambrecht, Mariano Schwab, Marcos Schroh, Juan Lauer, Raúl Siben, Leandro Streitenberger, Miguel Krieger, Gastón Lindner, Damián Eberle y Damián Safenreiter

26 de abril de 1904. Familia Weimann – Meier: Johannes Weimann, Christine Meier, Georg Weimann, Michel Weimann, Albis Weimann, Margarita Zerfus y Franz Weimann

Grupo de docentes y auxiliares del jardín Nº902 junto a Nazareth Pino: Florencia Walter, Victoria Stein, Silvia Gonzales (Directora), Mabel Vega, Graciela Stremel, Olga Schulmeister, Marita Güidale, Silvia Garcia y Marina Seitz

Ya está a la venta Periódico Cultural Hilando Recuerdos Nº58



lunes, 20 de junio de 2011

La vida no es una carrera

¿Alguna vez has observado a los niños jugando o escuchado las gotas de lluvia tocar el suelo? ¿Alguna vez has seguido el vuelo errado de una mariposa o contemplado el sol en un atardecer? Si dices que no, debes detenerte y reflexionar. Te estás perdiendo lo más hermoso de la vida seguramente por preocupaciones mundanas y prosaicas.

¡Feliz día de la bandera!

Por Martha Schiel

El 20 de junio los argentinos conmemoramos una fecha muy importante en nuestra Historia. En plena lucha por la independencia de América, con escasos hombres y recursos, luchando contra el ejército español quienes superaban en armas y soldados, era necesario tener nuestro propio emblema, que nos diferenciara de nuestros enemigos y por el cual se nos reconociera entre todas las Naciones del mundo. El Gral. Belgrano entendió la importancia, no solo de desplegar una adecuada estrategia militar, sino también de plasmar en un emblema el espíritu de lucha y el fervor de los argentinos por cortar definitivamente los vínculos que nos ataban a la Metrópoli. Por eso, diseñó una Bandera que infundió ímpetu y coraje a sus soldados. Esa misma bandera es la que hoy nosotros veneramos, respetamos y nos distingue entre todos los países del mundo. Que también a nosotros nos recuerde quiénes somos, nos llene de amor a nuestra Patria y de respeto por nuestras leyes. Hoy no luchamos contra enemigos externos. Luchamos contra la pobreza, la falta de trabajo, la corrupción. Hoy nuestros enemigos son otros, pero necesitamos del mismo espíritu de nuestros soldados de principios de S. XIX para poder combatir exitosamente contra los males que hoy acechan a los argentinos. Ojalá tengamos su misma fuerza, sus mismas ganas, objetivos claros, para que al igual que ellos logremos entre todos una Patria donde podamos crecer felices y concretar nuestros sueños.

domingo, 19 de junio de 2011

¡No te rindas nunca!

Comparte lo que tienes. Ama sin exigencias. Perdona sin cicatrices. Agradece lo que te dan. ¡Y no rindas nunca!

Poema de amor

Sobre la cruz del tiempo

Sobre la cruz del tiempo,
con clavos de olvido,
está crucificada mi alma.

La flagela el destino,
con espinas de angustia
y latigazos de orfandad.

Y la consuela Dios,
con el dulce recuerdo
de la mujer que amo.

Fotografías de los pueblos alemanes

Jardín de Infantes de la Escuela Parroquial Santa María: Yanina Stremel, Cintia Schwerdt, Celeste Echeverría, Rocío Manso, Lucía Urban, Marisol Resch, Érica Detzel, Estela Pfoh, Sofía Streitenberger, María Inés Saniuk, Javier Hoffmann, Leandro Baumgertner, Perla Minig, Rosa Schoffer, Marcos Sauer, Lucas Sauer, Juan Di Battista, Alejandra Dietz, Cristian Weisbeck, Pablo Mayer, Carolina Siben, Leandro Schwab, Sebastián Distel y Cristian Eberle

Fotografía tomada instantes después de celebrado el casamiento en el Registro Civil de Eugenia Frank y Ángel Fuhr. Comparten la alegría y felicidad: Carlitos Paez, Daniel Schwindt, Leandro, Facundo Seitz, Ariel Araya, Pablo Krotter, Rodrigo Zabalegui y en brazos el pequeño Thiago Díaz

Florencia, Anabela, Martina, Julia, Melisa, Agustina, Lusila Hirsfeld, Malena y Francisco Schilleref

Mi viejo

Por Piero

Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando

Yo lo miro desde lejos
pero somos tan distintos
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto...

Viejo mi querido viejo
ahora ya caminas lento
como perdonando el viento
yo soy tu sangre mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo...

El tiene los ojos buenos
y una figura pesada
la edad se le vino encima
sin carnaval, ni comparsa

Yo tengo los años nuevos
y mi padre los años viejos
el dolor lo lleva dentro
y tiene historia sin tiempo

Viejo, mi querido viejo
ahora ya caminas lento
como perdonando al viento
yo soy tu sangre mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo

Yo soy tu sangre mi viejo...

¡Feliz día del padre, papá!

Hoy estoy parado frente a ti, papá, llorando desconsoladamente. Acongojado y triste mirando tu fotografía y me parece mentira que ya no estés a mi lado, dándome consejos, criticando lo que, a tu parecer, hago mal. Y me duele, me duele mucho, saber que estás bajo esa tumba fría, desamparado, totalmente solo y devastado por los gusanos.
Lloró y es inútil. Rezo y también sé que es inútil. Nada me devolverá tu vida, tu presencia, tus ojos claros como el mar, tu voz serena y segura, y la aurora de tu sonrisa. Todo se ha ido la tarde en que la muerte te envolvió en su mortaja de eternidad y olvido. De adiós para siempre.
No me olvides, papá, estés donde estés. Yo jamás dejaré de recordarte y amarte.
¡Feliz día del padre, papá! ¡Te quiero mucho!

miércoles, 15 de junio de 2011

Fotografía del recuerdo: Comisión Pro-Centenario de la Iglesia Natividad de María Santísima

Comisión que tuvo a su cargo la organización de los festejos conmemorativos del centenario de la iglesia de Pueblo Santa María, en septiembre de 1998. La misma estaba integrada por: Asesor: Padre Federico Mayer; Presidente: Pedro Benito Graff; vicepresidente: Juan José Streitenberger; secretaria: Regina Streitenberger; prosecretaria: Nélida Ester Reeb; tesorero: Ángel René Graff; protesorero: César Marcelo Schwerdt; Vocales: Salvador Schneider, Perpetua Waiman, Haydee Burgardt, Elida Schneider, Fermín Reeb, Oscar Baumgertner, Jorgelina Lauer, Irma Maier, Laura Hergenreder, María Streitenberger; revisores de cuentas: Pedro Ceferino Streitenberger y Goyo Streitenberger


Oscura noche

Oscura noche
de solitarias estrellas,
que encienden en mi pecho
hondas querellas.

Recuerdos que despiertan
un lejano querer,
buscando respuestas
en el ayer.

Cuando amé
y me dejó.
Cuando lloré
y el olvido no me consoló.

martes, 14 de junio de 2011

¿Cuál es el límite para sufrir por alguien?

¿Qué tan dispuestos estamos a sufrir por alguien? ¿Cuál es el límite? La respuesta es personal e intransferible.
La egoísta sensación de merecer que surge por el hecho de dar, no es siempre egoísmo o utilitaria generosidad, sino auténtica dignidad.
Cuando damos lo mejor de nosotros mismos, cuando decidimos compartir nuestra vida en intimidad, cuando abrimos nuestro corazón de par en par y desnudamos nuestra alma hasta el último rincón, cuando perdemos toda vergüenza, cuando los secretos dejan de serlo, al menos merecemos comprensión.
Por supuesto que merecemos en virtud de honesta y franca dignidad.
Que se menosprecie, ignore, olvide o desconozca fríamente el amor que regalamos a manos llenas es desconsideración, vileza del ser, o, en el mejor de los casos, ligereza.
Cuando amamos a alguien que, además de no correspondernos, desprecia nuestro amor, estamos en el lugar equivocado.
Definitivamente, esa persona no se hace merecedora del afecto que le prodigamos. Con una nueva conciencia la disyuntiva empieza a dejar de serlo, la cuestión empieza a hacerse clara y transparente, obvia: si no me siento bien recibido en algún lugar, empaco y me voy.
Nadie de corazón sensato se quedaría tratando de agradar o disculpándose por no ser como les gustaría a los otros que fuera. R.W. Emerson lo expresó de sublime manera: “La verdad es más hermosa que el fingimiento del amor”.
En cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame, y menos aún, quien te lastima.
¡Haz surgir una nueva conciencia en ti! Incluso, si alguien te hiere reiteradamente sin “mala intención” – este absurdo existe - es posible que te merezca, pero en verdad no te conviene. Definir tus límites, basados en tu dignidad, es el mejor modo de conservar tu… ¡Emoción por existir!

lunes, 13 de junio de 2011

Gran fiesta Día del Inmigrante Alemán del Volga en los pueblos alemanes

22 de julio, Día del Inmigrante Alemán del Volga. Cena y baile el 23 con caravana incluida y otras manifestaciones típicas desde el sector del Ferrocarril, donde acamparon por primera vez. (Gentileza http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)


Cuenta la historia que el 22 de Julio de 1763 comenzó la odisea. Ese día la Reina Catalina redactó y firmó el segundo manifiesto para los Germanos que marcó el inicio de la partida de los primeros 30.640 inmigrantes del Sacro Imperio Romano Germano hacia la zona del Río Wolga en el Imperio Ruso y con este propósito se recuerda el Día del Inmigrante Alemán del Volga.
Por tal motivo Wolgadeutsche se encuentra organizando una serie de actos que se pondrán en marcha el sábado 23 de julio desde el monolito en conmemoración al acampe de los primeros inmigrantes sobre la estación del Ferrocarril.
Se llevará a cabo un acto y posteriormente, con carros, inmigrantes, acordeonistas y descendientes en caravana, se comenzará el viaje hacia Pueblo San José, donde se representará un casamiento típico Volguense y compartir una tarde que nos remontará al pasado festejando con “schnapps” y “riwelkuchen”.
Por la noche, en el Club Germano de Pueblo San José, habrá una reunión en una cena y baile, donde se compartirá un menú típico: pan casero, chorizo con ensaladas, fülsen, papas y carne al horno, postre helado y por la madrugada riwelkuchen a $ 80 la tarjeta, junto a varios espectáculos, con la música del “Nuevo Grupo Energía” y el grupo de Danzas Alemanas de las Colonias de Olavarría.
Una fecha para celebrar en un evento típico como Wolgadeutsche Coronel Suárez acostumbra a organizar.
Entradas a la venta en Coronel Suárez ante Daniel Minig, 17 de agosto 223, en Radiadores JA-DA-MAR, en Av. San Martín 400, Autopartes Coronel Suárez, en Rivadavia 124; en Pueblo Santa Trinidad con Néstor Bahía, en Calle Libertad; y en Pueblo San José en el Centro de Jubilados, calle Pringles 888.

sábado, 11 de junio de 2011

Nadie puede darnos lo que no tenemos

Nadie puede darnos lo que no tenemos. Si no nos amamos a nosotros mismos, tal como somos, con nuestras virtudes y defectos, nadie va a amarnos. Si no aprendemos a amarnos a nosotros mismos primero, no vamos a tener nada para ofrecer. Para recibir hay que dar. Ese es el camino a la felicidad.

Die Lebensalter: las etapas de la vida!

Zehn Jahr – ein Kind,
zwanzig Jahr – ein Jüngling,
dreissig Jahr – ein Mann,
vierzig Jahr – ist wohlgetan,
fünfzig Jahr – geht auch noch an,
sechzich Jahr – geht’s Alter an,
siebzig Jahr – ein Greis,
achtzig Jahr – schneeweiss,
neunzig Jahr – gebückt zum Tod,
hundert Jahr – ein Gnad’ von Gott.

Traducción:
10 años – un niño
20 años – un adolescente
30 años – un hombre
40 años – una vida hecha
50 años – las cosas todavía marchan
60 años – comienza la vejez
70 años – en la ancianidad
80 años – (la cabeza) blanca como la nieve
90 años – inclinado hacia la muerte
100 años – en la gracia de Dios.

viernes, 10 de junio de 2011

Leña para el invierno

El niño empuja el carrito que construyó su padre. Unas cuantas maderas prolijamente clavadas, un eje y dos ruedas de acero. Va rumbo al arroyo a buscar leña. Día tras día, durante todo el verano. Sin embargo, va sonriendo. Al regresar, cargado hasta más no poder, se engancha al carrito cual si fuera un caballo de tiro. Llega a casa cansado, trayendo ramas de eucalipto y sauce que juntó en la ribera del arroyo mientras, de vez en cuando, tiraba alguna piedra con la gomera.
Lo descarga. Descansa un rato. Y después toma un hacha y comienza a cortar las ramas acumulando astillas que van creciendo en un cúmulo de leña acomodado para el invierno. Para calentar el hogar, cocinar las comidas, y brindarle abrigo a su madre y hermanos.

jueves, 9 de junio de 2011

Es un gran día para ser feliz

Es un gran día para ser feliz. Olvidemos de nuestros problemas. Pensemos en las personas que están a nuestro alrededor y necesitan de nuestro afecto y comprensión y, sobre todas las cosas, pensemos en nosotros mismos. No sirve de nada atormentarnos con algo que ya sucedió y no tiene remedio porque forma parte del pasado. A vivir el presente. A buscar la felicidad. A reír. A ser feliz.

Lecturas que leían nuestros abuelos en tercer y cuarto grado

Schmied und Schneider

Irgendwo im Lande ist’t gewesen. Der Dorfschneider tritt in die Dorfschmiede. Der Schmied wirft seinen grossen Hammer auf die Erde und sagt: “Schneider Schnippelscher, gib den Hammer her!”
Der Schneider versucht es. Die Arme sind zu schwach. Es will nicht gelingen, und der Schmied lacht. Doch flugs zieht der Schneider von seinem linken Ärmel eine Nadel, zeigt si dem Schmied, wirft sie auf die Erde und sagt: “Vetter Schlagedrauf, heb die Nadel auf!”
Der Schmied bückt sich und will die Nadel fassen. Doch seine Finger sind zu grob. Er bekommt sie nicht dazwischen. Da lacht der Schneider.

W. Crone
..................................................................................................................................................................................................................
Traducción libre:

El herrero y el sastre

Sucedió allá lejos en el tiempo, en la herrería de una aldea. El herrero y el sastre estaban reunidos discutiendo sobre sus habilidades y fuerzas. Cuando de improviso, el herrero, desafiando al sastre, arroja su enorme y pesado martillo al piso, ordenando perentoriamente: “Sastre remendón, alcánzame el martillo!”.
El sastre intentó cumplir con el mandato. Pero sus brazos resultaron ser muy débiles. Por lo que, muy a pesar suyo, se da por vencido y acepta su derrota; viendo como el herrero lanza una estruendosa carcajada.
El sastre, ofendido, descubre, de reojo, una aguja en la manga izquierda de su saco. La extrae y la tira al suelo, incitando al herrero que la levante: “Señor golpea yunques, alcánceme la aguja!”
El herrero, sonriendo ufano, y creyendo sencilla la tarea, se agacha para recoger la aguja. Pero sus dedos demasiado gruesos y torpes, se lo impiden. Entonces, el que sonríe es el sastre.

miércoles, 8 de junio de 2011

En la vida no existen imposibles

En la vida no existen imposibles. Sólo existen quienes no se animan a enfrentar la realidad. Quienes lo hacen y luchan y se esfuerzan logran cualquier meta que se propongan. Así que, amigos, de pié, y a luchar por nuestros sueños y nuestras metas. La vida no espera.

Los abuelos cuentan su historia

Vivíamos en una casa de adobe muy precaria. Cuando soplaba viento fuerte nos metíamos debajo de la mesa y de las camas del miedo que teníamos porque se volara el techo. Las chapas hacían un ruido terrible. Pasamos noches madrugadas temblando de pánico. Presos del pánico porque nos quedáramos sin lo poco que poseíamos. Éramos tan pobres que tengo que confesar que pasamos frío y hambre. Comíamos pan casero untado con grasa espolvoreada con azúcar, cuando había azúcar y sino así no más. Varias noches vi llorar a mi madre en silencio mientras veía como sus hijos nos repartíamos la poca comida que había para cenar. A veces, muchas veces, no alcanzaba para llenar la panza de todos. Mamá y papá se quedaron muchas noches sin cenar. Nunca voy a olvidar sus miradas tristes y sus ojos llenos de lágrimas, sufriendo de hambre, de dolor y de impotencia por no poder darnos una niñez mejor. Mi pobre padre trabajaba todo el día en un campo cerca de la colonia pero lo que le pagaban no alcanzaba para alimentarnos y vestirnos a todos: mamá, papá y diez hijos. Además, los ricos de la colonia tampoco eran tan generosos como para pagar un sueldo acorde a lo que papá laburaba. A veces, nos ayudaban los vecinos, con lo que les sobraba, que tampoco era tanto. Llegaban con fuentes de guiso, sopa, chorizos o pedazos de carne de alguna carneada. Esos días eran de fiesta para nosotros. Comíamos hasta reventar.
La ropa pasaba de un hermano a otro y hasta que llegaba a mí, los pantalones lucían grandes remiendos y las alpargatas enormes agujeros tapados con cartón. En invierno pasamos frío. Jamás tuvimos suficiente leña. Nunca pudieron comprarme un saco. Y de noche, en la cama, nos abrigábamos con mantas que mamá cocía con tela de bolsas de arpillera. Los colchones estaban rellenos de lana de oveja y otros, simplemente de paja de trigo. Los varones dormíamos en una sola cama y las mujeres en otra. Nos dábamos calor unos a otros. Tampoco había demasiado lugar. La casa era pequeña. Una cocina y dos ambientes. El lujo no existía. Una cocina a leña para cocinar y calentar el ambiente cuando sobraba leña, una mesa de madera grande, unas cuantas sillas, un mueble fabricado por papá para guardar los enseres de cocina y apenas una o dos chucherías más. Del techo colgaba una lámpara a kerosén para alumbrar las oscuras noches de invierno.
Sufrí mucho y, sin embargo, recuerdo mi infancia con cariño. Siento nostalgia al hablar de ella. Añoro aquellos años en que la vida era simple y en que éramos felices con poco o casi nada. Recuerdo que recibir un plato de comida de un vecino de algo que no comíamos hacía tiempo, se transformaba en una fiesta. Valorábamos mucho todo. Sabíamos que todo costaba mucho sacrificio. Las cosas no caían del cielo. Había que trabajar y esforzarse para tenerlo. Y había que hacerlo desde muy niño. Yo empecé a trabajar en el campo a los ocho años. Ayudaba a mi padre en todo lo que podía. Terminaba cansado. Destrozado. Pero no me quejaba porque sabía que ese era mi deber y eso era lo que se esperaba de mí.

sábado, 4 de junio de 2011

¿Qué es el amor?

No es lo mismo dar amor que estar enamorado. Estar enamorado tiene más que ver con la imagen que hemos formado de la persona involucrada que con lo que esa persona es realmente.
Dar amor tiene más que ver con lo que estamos dispuestos a dar a la otra persona sin esperar nada a cambio. Cada vez que hacemos algo por otra persona, lo más normal es que consciente o inconscientemente esperamos algo a cambio.
Tal vez no nos percatamos, pero puede ser que esperamos que la otra persona se dé cuenta de que algo hicimos por ella y esperamos mínimo una reacción, ya sea que nos den las gracias, o que reconozcan que fuimos nosotros y esperamos reciprocidad de algún modo.
De ahí que cuando la persona no reacciona como nosotros quisiéramos, o no reconoce que hicimos algo por ella, nos sintamos defraudados o por lo menos desencantados. La persona no actuó de acuerdo a nuestras expectativas de la imagen que hemos hecho de esa persona.
Dar amor, no involucra expectativas, no espera nada a cambio. Se hace con tal de ver que la persona sea feliz, se dé cuenta o no, que nosotros hicimos algo para su felicidad.
Si esperamos reconocimiento, recompensa o agradecimiento, estamos buscando amor en lugar de darlo. No nos hemos dado suficiente amor a nosotros mismos y no podemos dar lo que no tenemos y por eso lo buscamos a cambio de lo que damos, que no es amor.
Cuando nos damos amor genuino a nosotros mismos, ese amor vibra dentro de nosotros y esa vibración atrae el amor y respeto de los demás hacia nosotros. No necesitamos procurar ese amor haciendo cosas por los otros. No necesitamos quedar bien con nadie. Somos genuinos.

Coro “Voces del Corazón”: “Die Herzstimmen”

El coro fue creado en 1993 con integrantes de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Descendientes de Alemanes del Volga. En 2003 pasa a depender de la Asociación Cultural Germano Argentina, con sede en Pueblo San José. Es dirigido, con sapiencia musical y calidad coral, por la profesora Susana Orlando. (Nota publicada hace algunos años en Periódico Cultural Hilando Recuerdos).

El principal objetivo de este prestigioso coro es rescatar antiguas canciones que traduzcan triunfos y derrotas, alegrías y pesares, que a través de generaciones fueron cantadas entre amigos y reuniones familiares por los descendientes de alemanes del Volga después de una larga jornada de trabajo.
Desde sus inicios hasta la actualidad es dirigido por la profesora Susana Orlando. La parte instrumental primeramente estuvo a cargo de la profesora de música María Inés Etcheverry, reemplazada luego por la profesora María Luisa Marsch, y en el presente por el profesor Albino Lang, quien interpreta varios instrumentos, galardonado dos veces con la medalla de oro en acordeón y bandoneón, en los Torneos Abuelos Bonaerenses, representando a Coronen Suárez.
“Voces del Corazón”, lleva y recrea el folclore alemán en los distintos eventos donde es requerido: Coronel Suárez, Pigüé, Bahía Blanca, Buenos Aires, Chile, etc. En noviembre de 2004 participó en el 65º Encuentro Coral de la Federación de Asociaciones Corales Alemanas del Río de la Plata, que se realizó en Villa General Belgrano, Córdoba.



Integran este prestigioso coro: Evaristo Kees, Ruben Hall, Lino Herr, Valerio Herr, Benito Herr, Nato Appelhanz, Ernesto Duckardt, Pedro Benito Graff, Aurelio Schwindt, Marcelo Duckardt; María Duckardt, “Ely” Duckardt, Catalina Herr, Celia Schwindt, Nora Hall, Paulina Duckardt, “Lina” Grant, “Petisa” Herr, Rosita Graff, Irma Herr, Margarita Beratz, Norma Duckardt, Susana Orlando y Albino Lang.

¡Y la vida se va!

Una casita de adobe, pintada a la cal; una anciana lavando ropa en una palangana; niños jugando; hombres arando la tierra; gaviotas que surcan el cielo, un horizonte de pampa húmeda: vastedad y misterio; promesa y futuro.
Transcurre el tiempo.
La inmensidad se trueca en trigal, el trigal en harina y la harina en pan. El sudor fructifica. Se transforma en hostia, en Cuerpo de Cristo.
Y la casita de adobe se viste de fiesta, la familia celebra la buena cosecha. Suena un acordeón; se escuchan voces cantando milenarias canciones. Surge el baile. Brota la emoción.
Vuelven a pasar los meses.
Llega el invierno. La helada. Nuevamente los hombres siembran. Nuevamente esperan la cosecha.
Y se les va la vida construyendo un futuro que nunca llega a ser presente porque el presente siempre es mañana y el mañana siempre está en manos de los hijos.

viernes, 3 de junio de 2011

Fotografías de la historia reciente de los pueblos alemanes





Vive el presente

Vivir en el presente significa que debo prestar atención a lo que está ocurriendo aquí y ahora. Prestar atención es la condición para la acción, para obrar. Difícilmente puedas emprender una acción con respecto a algo si primero no te das cuenta de que ese algo existe. Por ejemplo, si está lloviendo y tú no te das cuenta, no se te va a ocurrir llevar un paraguas cuando salgas.

miércoles, 1 de junio de 2011

Fotografías del pasado reciente de los pueblos alemanes













Aprender a vivir

¿Alguna vez le has dicho a tu hijo “lo haremos mañana” y en tu prisa no ves la tristeza en su mirada? ¿Alguna vez has perdido contacto dejando una buena amistad morir porque nunca tuviste tiempo para llamar y decir “Hola”? Cuando corres muy de prisa para llegar a algún lugar, te pierdes todo lo divertido del camino en llegar. Cuando te preocupas y te apresuras durante el día es como un regalo sin abrir… que hechas a la basura…